San Rafael
Martes 15 de Marzo de 2016

Historia: El catalán que creó Jaime Prats

Obra. El distrito que hoy se conoce con ese nombre fue denominado así en homenaje a este español que colonizó esa zona. Su inmensa tarea para atraer habitantes.

Proveniente de Cataluña, España, llegó al país en 1881 Jaime Prats. Tenía 25 años de edad. Primero se instaló en Santa Fe y luego en Corrientes, donde cultivó plantaciones de cítricos, fruta propia de la zona.
Pasaron unos años y en 1913 adquirió 30.000 hectáreas en los campos denominados “El Baldecito”, situados en la margen derecha del Río Atuel, al sur de San Rafael. El campo era inculto, por lo que aún había chañares, algarrobos, alpatacos, piquillines, coirones y otros arbustos.
En ese mismo año, 1913, con otras personas de la zona formaron  la Sociedad Anónima Colonia de Riego Atuel Sud. Los integrantes de la Sociedad eran el doctor Rafael Biancofiori, don Julián Maguin, de la firma R. Cournier y Cia. y por supuesto Jaime Prats. Luego de deliberar qué harían con las tierras decidieron colonizarlas, para lo cual realizaron invitaciones en distintos países y también en provincias cercanas, ofreciendo una serie de ventajas a los agricultores que quisieran establecerse.
Su invitación tuvo respuesta y en noviembre de 1913 llegaron agricultores de Rusia y también de Checoslovaquia.
Durante mucho tiempo el lugar recibió el nombre de Atuel Sud y fue progresando. En 1918, Jaime Prats se separó  de esta sociedad  y formó otra llamada como él.
Invitó a viajar a colonos con sus familias y les entregó las tierras con facilidades. Eran todos agricultores, y fueron atraídos por lo que les ofreció don Jaime: les pagó los pasajes, los medios de transporte para sus enseres, les dio dinero para mantenerse durante un tiempo y para adquirir las maquinarias necesarias. También les entregaba animales para el trabajo y para cría y los materiales para la construcción de las viviendas.
En el contrato se establecía que recién después de cuatro años comenzarían a pagarle. Durante ese tiempo las cosechas que obtuvieran quedaban para el agricultor.
Los lotes eran de diversos tamaños, tenían entre 5 y 100 hectáreas. Como hacía falta el agua para riego don Jaime dispuso la construcción de un dique nivelador de agua en el río Atuel, para derivar en un canal matriz y luego canales e hijuelas, todo fue hecho a pala y pico. Se hizo una bocatoma directamente sobre el río Atuel.
La Colonia Prats fue una de las pocas en las que prontamente se invirtió gran cantidad de dinero en la construcción de toda la red de canales y desagües. Como la tierra era muy fértil en poco tiempo tuvieron 9.000 hectáreas cultivadas con alfalfa, viña, frutales y otros cultivos, todos con muy buenos resultados.
En 1938, con la ayuda de su yerno, Rafael Biancofiore, casado con su hija Josefa, hizo construir un puente sobre el río Atuel. Fue de madera de quebracho, pero con los años dejó de prestar seguridad y entonces se fabricó otro de hormigón.
Prats realizó el trazado del pueblo y donó al gobierno los terrenos necesarios para la escuela, correo y telégrafos, estación ferroviaria y comisaría.
Años después siguió la corriente imperante en la zona y construyó una importante bodega, conocida como “La Pradina”, ubicada sobre la actual Ruta N° 200.
Cuentan viejos pobladores que era hermoso ver llegar los carros cargados de uva, tirados por seis mulas cada uno. Poseía mucha tierra plantada con viñedos, su finca y su bodega dieron trabajo a muchísima gente en toda la zona, por lo que todos le estaban muy agradecidos.
Pasado un tiempo, lamentablemente se cerró la bodega y se abandonaron las plantaciones, que se secaron; mucha gente quedó sin trabajo y la vegetación natural volvió a cubrir el suelo.
En 1938 los habitantes de la zona pidieron al entonces presidente de la Nación, Agustín P. Justo, que se le cambiara el nombre a la estación del Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico, llamada Ingeniero Balloffet, por Jaime Prats.
El pedido fue aceptado y en 1972 el intendente Luis Huerta extendió este nombre a todo el distrito, por lo que este distrito lleva el nombre de su fundador y pionero: don Jaime Prats, un español que se convirtió en hijo adoptivo de las tierras sanrafaelinas.
María Elena Izuel
Especial para UNO SR
marializuel@speedy.com.ar

Comentarios