San Rafael
Sábado 06 de Febrero de 2016

Historia de San Rafael: Antonio Campi, hotelero, comerciante y bodeguero

Polifacético. El emprendedor se dedicó a la actividad mercantil y vitivinícola, manejó el hotel Rex, aún en funcionamiento, y fue presidente de la Cámara de Comercio.

Don Antonio Campi llegó a San Rafael en 1910, había nacido en Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires. Su arribo a San Rafael fue en momentos en que la industria vitivinícola se estaba  desarrollando a pasos agigantados. 
En este lugar encontró el campo propicio para su espíritu empresario, de trabajo sin descanso  y de lucha permanente. Aptitudes necesarias para iniciarse en el trabajo que brindaba San Rafael: comercio, agricultura y vitivinicultura, donde se necesitaba hombres de su temple y empuje.
A poco de su llegada se dedicó al comercio y años más tarde se desarrolló en el campo agrícola e industrial.
Los hermanos Galeota poseían desde fines del siglo XIX el Hotel Unión, pero como ya no podían atenderlo decidieron venderlo. Don Campi lo adquirió, lo reformó y lo transformó en el Hotel Rex, que se convirtió en uno de los más prestigiosos hoteles de San Rafael. Remodelado, aún continúa en actividad.
En la publicidad aparecida en el diario El Comercio en 1942 ofrecía: “Atención esmerada y confort. Comedor de primer orden. Ambiente selecto y distinguido. Señor pasajero o turista: cuando viaje a San Rafael, “La tierra del Porvenir”, alójese en el Rex Hotel y será su propagandista. Agua caliente a toda hora. 63 habitaciones. Orquesta permanente. El mejor del sur de la Provincia”.
Una nota aparecida también en el mismo diario en ese mismo año decía: “Don Antonio Campi vivió rodeado de la consideración de quienes valoraron sus condiciones de hombre de trabajo, intuitivo y con claro concepto del terreno comercial y se hizo merecedor del conceptuoso respeto de sus vecinos”. 
Los negocios le fueron muy bien y  fue adquiriendo varias fincas en distintos sitios del departamento. Posteriormente se asoció con Vicente Zavattieri y compraron las fincas y bodegas de Luis Tirasso, de Carlos Jensen y otras. 
Años después la sociedad se disolvió y Campi se quedó con la finca de Tirasso y la bodega, manteniendo el nombre original “Santa Paula” que le había colocado su primer dueño, don Luis Bonfanti. 
Antonio Campi fue presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de San Rafael durante el período 1947-1948.
Estaba casado con Pierina Bianco, con quien tuvo cinco hijos, dos varones: Alfredo y Antonio Roberto, quienes se casaron con Nina Mora y Susana Vázquez, respectivamente; y tres hijas: Mafalda, Yolanda y Nany. 
Don Antonio falleció en San Rafael en la década de 1970.
Sus hijos trabajaron con él en la bodega bajo la razón social “Antonio Campi e Hijos, Viñedos y Bodegas”. 
La publicidad que hacía Bodegas y Viñedos Antonio Campi e Hijos SAICF decía: “Cuando pida vino, pida Santa Paula”.
Tras la muerte de don Antonio la familia Campi cedió el chalet al Seminario Diocesano, que continúa ocupándolo y le ha hecho muchas reformas adaptándolo a sus necesidades. 
La bodega lamentablemente  la perdieron, porque habían solicitado créditos bancarios y no los pudieron cancelar.
En estos momentos esa bodega está inactiva y bastante deteriorada, aunque aún se puede admirar la belleza de sus líneas y lo artístico del balcón que da a la calle Tirasso. Yo cuando lo veo, pienso: ¿no sería así el de Romeo y Julieta?.
Por María Elena Izuel
Especial para Uno San Rafael
marializuel@speedy.com.ar

Comentarios