San Rafael
Domingo 15 de Noviembre de 2015

Historia de San Rafael: Carlos Blanco, un pionero polifuncional

Emprendedor Nació en la ciudad de Mendoza y eligió para vivir a San Rafael, donde fue viñatero, bodeguero, director de periódico, jefe de Rentas, presidente del Concejo e intendente interino.

Era hijo de Emilio Blanco y Agustina Gómez, ambos pertenecientes a reconocidas familias mendocinas, y fue nieto de don Eusebio Blanco, quien llegó a ser un importante político, gobernador interino de Mendoza y autor de un Manual del Viñatero, muy utilizado por todos los que comenzaban con las tareas de la viña. Se trata de Carlos Blanco, que nació en Mendoza en 1866 y fue educado en la Escuela Nacional de Agricultura.
Se trasladó a vivir a San Rafael y durante el Censo de 1895 fue registrado  como habitante de la Villa de San Rafael (actual 25 de Mayo), donde vivió varios años. En ese momento tenía 30 años y aún era soltero.
Adquirió varias propiedades, en 1910 poseía 22 hectáreas de viñedos y una estancia de 32 hectáreas. También fue dueño de varios terrenos en la Villa y en Villa Salas de Cuadro Nacional.
Fue secretario de la Intendencia y, en ausencia del intendente Alberto Herrero, asumió como jefe comunal interino en 1899. También fue Jefe de Rentas en San Rafael durante muchos años, tal es así que todos los papeles de esa época llevan su firma. En 1911 fue presidente del Concejo Deliberante.
Se casó con la señorita Raquel Arbet, hija de Francisco Blas Arbet, francés radicado en la Villa donde poseía el hotel más importante. El matrimonio tuvo 7 hijos, de los cuales dos eran mujeres (Agustina y Raquel) y cinco varones: Armando, Carlos, Emilio, Gilberto y Darío.
Carlos Blanco fue padrino de bautismo de la Yolanda Arbet de Lamená, madre del escribano Lamená.
En San Rafael, a partir de 1897 había comenzado a salir una edición semanal del Ecos de San Rafael, primer periódico sanrafaelino, cuyos propietarios eran los vecinos principales de la colonia. Su primer director fue el francés Luis Audebrand, quien era también dueño del Hotel Club, el único que existía en la Colonia Francesa. Cuando Audebrand decidió vender y residir en la Ciudad de Mendoza, Carlos Blanco pasó a ser director del semanario Ecos de San Rafael desde el 25 de Mayo de 1900, fecha patriótica que ya se celebraba en ese entonces.
En el semanario del 27 de mayo aparece una nota en la que se anuncia que el señor Blanco pasó a dirigir el diario. En el editorial del mismo periódico saludó al pueblo don Carlos Blanco como nuevo director y aparece también la bienvenida de su amigo Luis Audebrand.
El “Ecos de San Rafael” continuó hasta 1904. El 25 de junio Carlos Blanco sacó un comunicado por el cual anunciaba a sus lectores que cerraba el periódico por cuestiones políticas. En el texto decía que no iba a soportar que le impusieran ideas políticas distintas a las que él tenía.
Posteriormente, durante el mes de junio de 1907 adquirió al español José Pedroza, que era capataz de Bernardino Izuel, un terreno de 30 hectáreas cultivable, con árboles, en Villa Atuel. Linderos de ese terreno fueron Juan de San Martín, Federico Loasses y Bernardino Izuel.
El 12 de agosto de 1907 compró a Constanza Calle viuda de García un campo de 53 hectáreas que ésta había recibido en donación de su tía Carolina García de González, esposa de Daniel González, de quien se había separado en 1900.
La venta fue efectuada parte en efectivo y el resto con una hipoteca. Estaba ubicado sobre la calle Cubillos, en Rama Caída, y sus límites en ese momento eran al norte Olegario Soto, sur Alberto Herrero y Andrés Peirano, al este calle pública, actual calle Cubillos, frente a Martiniano Guevara y Analía C. de Marcó, y al oeste Alberto Herrero.
A continuación voy a exponer mi hipótesis con respecto a lo investigado, sobre lo que yo considero fue su finca y bodega en la calle Cubillos, esto no lo puedo confirmar por el momento, pero tal vez el tiempo lo confirme.
De acuerdo a lo investigado, don Carlos Blanco debió plantar su finca con viñedos, ya que poseía derecho de riego, y posteriormente, construyó una pequeña bodega con puro estilo italiano (estilo imperante en ese momento). Una construcción de adobe, con techos de madera y fachada de ladrillos con arcos que impusieron los inmigrantes.
Existen muchas fotografías de bodegas de principios del siglo XX construidas en ese estilo, especialmente la de Luis Tirasso en Guaymallén.
Continúo con las suposiciones: para construir la bodega y adquirir la maquinaria debe haber pedido un crédito al Banco de la Provincia de Mendoza, como hicieron todos en ese entonces y con la crisis que comenzó antes de la Primera Guerra Mundial no pudieron pagar y el 16 de marzo de 1916 el banco le ejecutó y se quedó con su propiedad, de esta manera Carlos Blanco perdió su finca y bodega.
En sus últimos años vivió en la calle Gutiérrez, frente a la Plaza 9 de Julio. Murió en San Rafael alrededor de 1928.
Hoy esa bodega pertenece al señor Carlos Rubio, quien la abrió a la visita de turistas.
María Elena Izuel
Especial para UNO SR
marializuel@speedy.com.ar

Comentarios