San Rafael
Sábado 15 de Agosto de 2015

Historia de San Rafael: las creencias del pasado en torno a los eventos del clima

Relatos periodísticos. Diarios locales y provinciales teorizaban sobre los fenómenos Meteorológicos en la zona y la gente por lo general los vinculaba a supersticiones.

En el pasado creían que había un mes especial para que ocurrieran los terremotos, ahora sabemos que ocurren en cualquier momento.
Veamos el siguiente artículo cuya fuente es “San Rafael. Marzo 22 de 1905. Número 8”.
“El mes en que vivimos, marzo, es propenso a los terremotos. La historia nos recuerda varios catastróficos en este mes.
Como pueden haber notado los observadores, en este mes no faltan las grandes tormentas y las altas temperaturas, precursoras de cambios bruscos e inesperados. Por todo esto que dejamos dicho, nunca dejará de ser prudente, estar prevenido para cualquier trastorno de nuestra “madre común”.
Luego de leer el artículo anterior, leamos el siguiente aparecido en el diario Los Andes en 1935, realmente me sorprendió, pero si uno escucha los comentarios de la población aún quedan resabios de esas creencias. Han escuchado decir: “¿Si en invierno hace calor, puede temblar?” En realidad esto no es así, la relación entre el clima y los movimientos sísmicos o volcánicos no son tan directos. Las consecuencias de unos pueden influir en los otros, pero no directamente.
“Un argumento de difíciles contornos venía desde hace algunos años siendo la pesadilla de San Rafael, que giraba alrededor de las posibilidades agrícolas y de todo otro orden en el Sur de la provincia. Jugaban allí un papel fundamental los persistentes y desgraciados accidentes climáticos que azotaban la región desde hace varios años. Las heladas, las tormentas de granizo que arrasaban con la producción en extensas zonas y que se sucedían año tras año, y como corolario, la lluvia de ceniza, que vino hace tres años a poner principio al debilitamiento que sufre desde entonces la ganadería en la zona precordillerana, eran motivo para terminar con cualquier ensayo de elogio y de optimismo respecto a San Rafael y General Alvear.
Este último acontecimiento resultó ser el cierre de ese ciclo de desgracias. Desde entonces el clima se ha mantenido en condiciones de mayor normalidad; no han perjudicado los fríos extremos de otros años, en épocas que pudieran ocasionar la pérdida de las cosechas; las tormentas de granizo han cesado también y la repetición del fenómeno volcánico no se ha producido, afortunadamente.
San Rafael ha vivido en los tres últimos años los primeros de su reinicio en el camino del progreso. Su potencialidad le ha permitido retomarlo sin muestras de decaimiento y acentuarlo decididamente, cuando ha tenido dos años de producción normal de sus cultivos, ajenos a la vitivinicultura, que como en el resto de la provincia poca fuente de recursos ha significado”.
Este era el pensamiento de la época, realmente lo creían. Cierto es que los conocimientos científicos no estaban desarrollados como ahora, pero indudablemente unían dos fenómenos totalmente distintos. En el clima se registran ciclos, así como hay ciclos húmedos, los hay secos y se repiten cada tanto, pero eso lo sabemos ahora, no en el pasado.
Terribles efectos de un rayo
Otra noticia de un diario de la época sobre evento climático: “Noticias llegadas del lugar El Campamento nos hacen saber que durante una gran tormenta eléctrica, hace pocos días, cayó un rayo en la cocina de un puesto donde habían reunidas varias personas, fulminando a una joven, cuyo nombre no hemos podido obtener y dejando a los demás sin sentido por un largo tiempo” (Fuente: Ecos de San Rafael, febrero de 1904).
El viento
Otro meteoro que también causa muchos daños es el viento, en realidad en el departamento tenemos vientos que corren de todas las direcciones, pero el más perjudicial es el Zonda, que bajando de la cordillera adquiere velocidad y temperatura y prácticamente quema los cultivos. La ocurrencia de este tipo de viento se puede producir en cualquier época del año. Como recuerdo de Zonda dañino en la zona, tenemos los que afectaron a los italianos recién llegados en 1883.
La primera estación meteorológica en 1925
  Gestiones de la Cámara de Comercio lograron que en 1925 se instalara en San Rafael una estación meteorológica, lo que facilitó medir los parámetros del tiempo y hacer cálculos de tormentas. La misma fue instalada en Las Paredes, lo que es hoy el aeropuerto de San Rafael.
 “Las gestiones que hace tanto tiempo iniciara esta Cámara de Comercio y nuestro agrónomo local Florencio Álvarez, han sido coronados por el éxito, por cuanto el Ministerio correspondiente ha enviado todos los instrumentos necesarios para la instalación en nuestra ciudad de una estación meteorológica completa, lo que viene a llenar una sentida necesidad de nuestra floreciente zona”. Fuente: revista de la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura N°6, Dic. de 1925.

Comentarios