San Rafael
Sábado 19 de Noviembre de 2016

Historia de San Rafael: seis inmigrantes que levantaron sus bodegas

Legado. Sus nombres son menos conocidos que otros pero también dejaron su huella en el parral de recién llegados que ayudaron a convertir este lugar en una importante zona vitivinícola

En esta ocasión traigo los datos existentes sobre algunos pequeños bodegueros que hicieron lo suyo en San Rafael.
Bodega de Feliciano Ozcariz
Don Feliciano era español, nació en Navarra y llegó a nuestro país en 1902. Como todos los navarros que arribaban a la provincia, se ocupó como obrero en la finca de Balbino Arizu, en Mendoza. Seis años después, en 1908, se trasladó a Villa Atuel como contratista de la firma Arizu, quienes habían comprado a don Bernardino Izuel tierras y necesitaban mano de obra para plantar los viñedos.
Gracias a su forma de trabajar, con constancia, pudo ahorrar para adquirir una porción de tierra, donde construyó su casa, plantó viñedos y edificó una pequeña bodega que vendía vinos de traslado.
Se casó con Martina Iriarte, tuvo varios hijos que al crecer siguieron con la labor iniciada por su padre: la atención de la bodega. La razón social se convirtió en Feliciano Ozcariz e Hijos y fue eliminada del Registro de Industrias en 1982. En estos momentos de la bodega no queda más que un montículo de adobes.
Bodega de Tristán Pacheco
Esta bodega es muy antigua y estaba situada en La Vasconia. Pacheco fue ayudante muy eficaz de Bernadino Izuel y éste lo premió regalándole tierras, donde construyó su bodega. Al fallecer el padre, los hijos vendieron todo.
Bodega de Eduardo Paul
Don Eduardo Paul nació en Gran Bretaña y luego de viajar a la Argentina se estableció en Capitán Montoya.
Compró cierta extensión de tierras, donde se instaló con plantación de viñedos. A su finca la llamó La Fe. En 1925 ya tenía construida una pequeña bodega, en sociedad con su esposa J.M.B. de Paul.
Le gustaban mucho los deportes e hizo mucho por ellos en San Rafael. Era muy buen jugador de tenis y polo, también se dedicó al boxeo. Tenía cancha de tenis en su casa y se reunían dos veces por semana para jugar con sus amigos. Lo hacían en su casa o en las canchas de los señores Felipe Brown, Mohr-Bell, Tournouer, Matile y Schlieper (ex R. Iselín).
Eran también invitados a jugar los empleados del banco Anglo, los de la A.F.D. y del Ferrocarril B.A.P.
José y Ramón Pérez Cáceres
Los Hermanos José y Ramón Pérez Cáceres nacieron en España. Se establecieron en Cañada Seca y cada uno construyó su bodega: José en la calle Luis Rojo, bodega que se encuentra inactiva, y Ramón en el callejón Barrutti, que lleva el nombre de Ambrosio Barrutti, colonizador de la zona, quien había abierto una calle entre la ruta 160 y la calle del Cementerio.
Bodega de Regino Reta
Don Reta vino de Italia en los primeros años del siglo XX. Se estableció en Real del Padre, lugar donde construyó una hermosa finca. Cuando comenzó a producir instaló una bodega, donde elaboró sus vinos, los que registró con el nombre de su hija: La Carlota, como se puede leer en la revista La Piragua de 1923.
Bodega de Antonio Riva
Antonio Riva, inmigrante español, al llegar al país con su hermano Ermes compró tierras en Cañada Seca y plantó viñedos. Con el tiempo construyó su bodega en calle Rojo de Cañada Seca.
Registró las marcas "Toñito'' y ''Villa Adele". Un hijo de Antonio, Herminio, continuó con la bodega. Su nieto Ángel es enólogo y trabaja en la champañera Mumm.
María Elena Izuel
Especial para UNO SR
marializuel@speedy.com.ar

Comentarios