San Rafael
Miércoles 08 de Junio de 2016

Historia: tres bodegas con apellidos

Nueva entrega. La historia de los establecimientos de Sócrates Guizzardy, Alfredo Matile y Jesús Rodríguez.

En esta nueva entrega de la historia de personas que pusieron su grano de arena para el desarrollo inicial de San Rafael, los datos sobre tres bodegueros de distintas nacionalidades que llegaron a San Rafael.
Sócrates Guizzardy
Don Sócrates Guizzardy nació en Bolonia, Italia, y se vino a la Argentina como tantos inmigrantes, para luego trabajar hasta comprarse unas tierras y plantar viñedos.
En la Guía Telefónica de 1910 de Francisco Dalmau, Guizzardy figura con almacén y bodega, que era pequeña y estaba en la calle Balloffet, cerca del sitio donde luego se instaló Marcos Viñuela, según la información recibida de parte de un viejo poblador.
Se casó con Ercilia, una de las hijas de Augusto Filipponi, quien poseía un alambique en la calle El Chañaral.
A don Sócrates, posiblemente en 1910, le surgió una buena oferta para adquirir tierras y se trasladó con su familia a Real del Padre, donde abrió un almacén de ramos generales y construyó otra bodega a la que le puso por nombre “La Luchadora”.
Estaba ubicada en la calle Belgrano, actual Los Andes y era de tres cuerpos, con piletas de 1.000 a 4.000 litros. Lamentablemente en estos momentos la están desarmando.
Con su esposa Ercilia formaron una hermosa familia, tuvieron 11 hijos. Eran muy hospitalarios y sus sobrinos los recuerdan con cariño.
Sócrates, a quien cariñosamente llamaban “Pastiche”, falleció en Real del Padre, el 3 de octubre de 1944.
En ese distrito se encuentran sus descendientes, que conforman una gran familia.
Bodega de Alfredo Matile
Alfredo Matile nació en la ciudad de Nyon, Suiza, y junto con su familia arribaron a la Argentina en 1887.
Fue el único hijo varón que sobrevivió a don Pablo, heredó unas hectáreas de tierras y levantó una pequeña bodega en la calle Deán Funes, enfrente de De Nevrezé y también de la ex discoteca “La Zona”.
Se casó con la española María Moreno y tuvieron 8 hijos, los que ya adultos viajaron a distintos puntos del país.
De sus hijos, Eduardo fue el único que quedó en San Rafael. Luis estudió enología y después se instaló en Mendoza. Roberto Matile contrajo matrimonio con Alicia Izuel, hija del segundo matrimonio de don Bernardino Izuel. De sus otros hijos no tengo datos.
Alfredo Matile falleció el 3 de setiembre de 1941 en San Rafael.
Años más tarde la familia Matile vendió la bodega al doctor Sánchez Roulet, quien en 1967 a su vez la ofreció a Federico Suter, que al adquirirla le puso por nombre “Risco Plateado”.
Posteriormente la compró don Pancho Russo. En estos momentos se encuentra  abandonada.
Bodega de Jesús Rodríguez
Jesús Rodríguez nació en España y en el año 1887 arribó a la Argentina.
Primero trabajó con su padre en Mendoza y en 1903 se instaló en San Rafael.
En los primeros tiempos se dedicó al comercio, tenía un corralón en la actual calle San Martín con especialidad en harinas que traía de Rosario y Mendoza y compra-venta de cereales en general.
Fue apoderado de grandes hacendados chilenos y de Buenos Aires, con el tiempo él también fue ganadero y en asocio con un hombre de apellido Apiolaza, con el que poseían una importante cantidad de ganado.
Después del fallecimiento de don Domingo Bombal, ocurrido en 1908, arrendó a la esposa la finca de Cuadro Bombal y trabajó las 93 hectáreas de viñedos que existían en ella y 1250 de alfalfares.
También alquiló la bodega de Bombal, ubicada atrás de la gran casona. Era una importante bodega que había producido excelentes vinos, donde elaboró con mucho éxito durante varios años. Estaba montada muy modestamente, pero con todo lo necesario para poder efectuar una perfecta elaboración y poseía maquinaria muy moderna.
Producía 6.000 bordelesas de vino tinto tipo francés, que vendía como vino de traslado.
Pasado un tiempo registró las marcas de vinos de mesa “El Vado”, “Jovita” y “Ovejero”. Como la bodega estaba cercana a la estación de Cuadro Nacional, podía enviar sus vinos al resto del país, vendía en La Pampa, Buenos Aires y Rosario.
Con el tiempo adquirió una finca propia de 54 hectáreas que plantó con las mejores especies de viñedos y tuvo una pequeña bodega en 25 de Mayo.
Cuando dejó de trabajar la bodega de Bombal, esta se cerró. Al regresar la familia Bombal a ocupar a casa, la bodega estaba tan destruida que se tiró abajo.
María Elena Izuel
Especial para Uno San Rafael
marializuel@speedy.com.ar

Comentarios