Zona sur
Jueves 14 de Enero de 2016

Hombre buscado por apuñalar a un familiar se entregó en la policía

El incidente se produjo el domingo en el barrio Matadero en General Alvear. Fue durante una riña familiar que duró todo el día.  La víctima recibió un puntazo que le perforó el pulmón.

Después de tres días de estar desaparecido, un hombre de unos 35 años que era buscado por la policía por apuñalar a un familiar durante una riña terminó entregándose a la autoridades.
Fuentes policiales confirmaron que el prófugo ingresó en la mañana de este jueves a la Comisaría 14 en Alvear y se presentó como la persona que le dio el puntazo que le perforó el pulmón a un joven de 23 años en el barrio El Matadero de ciudad.
El hombre fue trasladado de inmediato al juzgado de instrucción y podría enfrentar cargos que van desde lesiones graves hasta homicidio en grado de tentativa.
El incidente que puso en riesgo la vida del muchacho se produjo el domingo pasado tras una larga disputa familiar que empezó en la mañana y concluyó por la noche en medio de una escandalosa pelea, quema de una casa y un vehículo destruido. Además, durante la gresca, un móvil policial también sufrió roturas por los piedrazos que le lanzaban.
Los problemas se iniciaron en la mañana del domingo y ante la creciente conflictividad, vecinos pidieron la presencia de la policía para calmar los ánimos. La unidad de Cuerpos Especiales que acudió a la zona fue recibida con una lluvia de piedras que les destruyó el parabrisas y tuvieron que apelar a las armas no letales para disuadir a los revoltosos.  
Ese capítulo se cerró cuando lograron restituir el orden pero continuó en horas de la tarde. Otra vez los parientes  volvíeron a trenzarse. Pero el momento de mayor tensión y descontrol se produjo alrededor de las nueve de la noche. A esa altura estaban todos sacados y la riña se transformó en una verdadera batalla campal entre varios familiares donde las piñas volaban de un bando hacia el otro como misiles teledirigidos hasta que el joven de 23 años le enterraron un cuchillo que llegó hasta el pulmón.      
El hermano de la víctima se volvió loco, golpeó a una mujer, trató de prenderle fuego a la casa del padre del agresor y destruyó una moto.
Esa noche tuvo que intervenir bomberos para sofocar el incendio en una vivienda y la policía para disuadir a los problemáticos vecinos, en tanto la víctima del puntazo fue internada en el hospital Enfermeros Argentinos. El agresor aprovechó la confusión, huyó y se mantuvo oculto hasta ahora, cuando ingresó solo a la seccional alvearense y se entregó a las autoridades.     
Además de la declaración que prestó el hombre, también debía dar testimonio el médico forense. La opinión del galeno era necesaria para determinar la calificación de la causa que podía ir desde lesiones graves hasta intento de homicidio. 

Comentarios