Espectáculos
Martes 25 de Octubre de 2011

House a la cárcel

Hugh Laurie estrenó la octava temporada de House con ilusión la que puede ser la última temporada de la serie. Sin Cuddy y en la cárcel, la temporada se presenta llena de novedades, aunque Hugh Laurie prefirió no estropear la sorpresa. El diario ABC lo entrevistó en su estudio de grabación.

—House se ha convertido en un criminal. ¿Esperaba que la serie tomara ese rumbo?
—No. Era algo inesperado, para mí y para el resto del equipo. Pero los guionistas de esta serie son tan buenos que han sabido sacar partido a la idea de ingresar a House en la cárcel.

—¿Le gustaría que se convirtiera, tras su experiencia en la cárcel, en un hombre mejor?
—Es un buen hombre. Angustiado y en ocasiones autodestructivo, pero está en el lado de los ángeles. Es impaciente con las cosas que considera importantes y eso le convierte en una persona difícil, pero tiene mucho talento. No quiero que cambie.

—¿Cree que puede cambiar?
—No. Siempre se va a sentir atraído hacia el lado oscuro de su vida. Forma parte de su naturaleza.

—¿Echa de menos a Cuddy?
—Por supuesto. La marcha de Cuddy será una fuente dolorosa de problemas para House. Él tuvo la oportunidad de ser feliz y la dejó pasar. Ahora, debido a su naturaleza, debe enfrentarse a las consecuencias de su decisión. No sabe cómo ser feliz. Cuddy y House compartían una historia que nadie más conocía. A veces es difícil para la gente desarrollar una relación de amistad llegados los cuarenta o los cincuenta. No es lo mismo que a los veinte.

—Supongo que estamos en la última temporada. ¿Cómo será su vida cuando termine con House?
—Solo espero que House no caiga muerto el día que esta serie se acabe. Como actor, ha sido maravillosa para mí. Una gran oportunidad. He hecho más de cien series que nadie ha visto y cerca de cincuenta y seis películas. Tengo la suficiente experiencia como para confiar en encontrar trabajo cuando termine. Pero creo que invertiré mi tiempo en otras áreas. Quiero expresarme como artista en un vehículo más creativo que la tele.

—¿No va a volver a la televisión?
—Probablemente no. Me han consentido mucho. No puedo imaginarme en otra serie. He pasado los cincuenta y he dejado de ser un comodín. Lo que me ofrezcan no va a ser comparable. Ahora mismo estoy más interesado en escribir, producir o dirigir. Tengo la suerte de tener la vida resuelta y poder elegir.

—¿Confiaría en un médico como House?
—Sí. Absolutamente. Es el mejor en su campo y si no eres capaz de confiar en el mejor es que tienes un problema.

—¿Cuál es su adicción personal?
—Supongo que la música. Tocar música en vivo es mi algo que me produce paz.

—Si fuera medico en la vida real, ¿en que área le gustaría trabajar?
—Seria cirujano. Disfrutaría. Es una profesión donde se utilizan las manos y el cerebro. Uno tiene además la oportunidad de ver la transformación en otra persona. Debe de ser increíblemente reconfortante saber que tienes la capacidad de aliviar el dolor ajeno.

Comentarios