San Rafael
Jueves 02 de Febrero de 2017

Impresionante incendio en predio de Dulcor y fincas de calle Callao

El fuego arrasó fincas y terrenos con malezas y llegó hasta el galpón aledaño a la empresa La Colina. Galería de fotos.

Un impresionante incendio arrasó con fincas y terrenos con malezas del lado Este de calle Callao, entre Prolongación Zapata y el predio de la empresa Dulcor, que también fue afectado.

El fuego se inició alrededor de las 15 y durante unas dos horas mantuvo la mayor intensidad hasta que en mayor parte pudo ser extinguido por dos dotaciones de bomberos, proveídos de agua por camiones tanque municipales. También los vecinos de las viviendas de ese sector hicieron su aporte con mangueras, baldes y lo que tuvieron a mano.

Dos viviendas habitadas fueron rodeadas por las llamas pero no alcanzaron a ser dañadas, al igual que otra casa abandonada. Tampoco hubo personas afectadas.

De todos modos, el fuego arrasó algunos cultivos y árboles de esas fincas, quedando solamente tocones hecho brasas y una postal de tierra quemada.

Pero sin dudas el mayor daño y momentos de temor se vivieron en el predio de la empresa Dulcor, donde gran cantidad de bines (cajones grandes) de madera y tarimas fueron reducidos a cenizas por llamas que se "colaron" por la esquina noreste del fondo del lugar.

Toda esa madera generó llamas que llegaron a sobrepasar la altura del galpón de la firma y por momentos se podían observar desde el patio de La Colina, situada del lado derecho, pero cuyo predio e instalaciones no se vio afectado.

En cambio alcanzó a sentir los efectos del calor la torre de telefonía celular situada en el lugar, con su correspondiente cableado y equipos instalados en ella.

José Aresté, encargado del predio que alquila Dulcor, explicó que cuando arribó a trabajar el primer empleado, alrededor de las tres y media de la tarde, "el fuego venía avanzando desde el norte, me llamó por teléfono para que le avise a los bomberos, pero la gente de La Colina ya los había llamado, pero en cinco minutos se prendieron fuego todos los bines y las tarimas. Además las llamaradas derritieron los cables de la antena".

El origen del incendio es motivo de investigación de los bomberos, pero en caso de comprobarse que fue intencional, Aresté opinó que "sería muy inconsciente la persona que haya prendido fuego, sin tener en cuenta el viento que había, los días de calor que hemos tenido y el hecho que está todo seco. Sería muy inconsciente".

Comentarios