Valle Grande
Lunes 10 de Octubre de 2016

Impulsan al Valle Grande como el primer santuario de cóndores del país

Propuesta. Es un proyecto de la Fundación Bioandina, que trabaja en la conservación de esta emblemática ave. En esta zona se pueden avistar usualmente. De lograrse podría ser un importante atractivo turístico.

La Fundación Bioandina busca aprovechar la creciente población de cóndores del Valle Grande y crear un santuario que los proteja hacia el futuro, el que además sería el primero del país. De lograrse también se lograría crear un inigualable imán para el turismo: la posibilidad de avistar de cerca al majestuoso cóndor en el principal paisaje sanrafaelino.

Efectivamente desde hace al menos ocho o nueve años es posible y usual ver a los cóndores sobrevolar en la zona, sobre todo en dos sitios. Uno es por sobre el dique ya que tienen un posadero cerca y otro en el Cañón del Atuel, en inmediaciones de la formación llamada como el "submarino". Conocedores del tema han llegado a contar 18 ejemplares en el lugar.

Considerar como santuario esta zona implica un trabajo en conjunto con autoridades y pobladores de la zona, incluso llegar con el mensaje a eventuales cazadores.

Sandrine Rivier, colabora en San Rafael de la Fundación Bioandina, explicó que "dada la población local de cóndores, que es bastante importante, queremos aprovechar en el marco del Programa de Conservación del Cóndor Andino de hacer un nuevo proyecto y establecer un santuario".

Las personas que trabajan y viven en Valle Grande deberán ser parte para lograr conformar un santuario, ya que esto implica algunas pautas cuyo fin es mejorar las condiciones de vida de esta ave carroñera.

Son reglas para favorecer su progreso: no envenenar los cadáveres de animales que son la fuente principal de alimento de estas aves, por supuesto no cazarlos y en general educar a la gente sobre el tema. No se prohíbe la caza de otros animales pero se pide no cazar con balines de plomo ya que luego el cóndor al alimentarse de animales cazados con este método se envenena.

"No se tiene que ver como una zona exclusiva sino como una zona inclusiva de trabajo en conjunto para mejorar las condiciones de vida del cóndor, que ya está presente en el lugar. El santuario consiste en acuerdos, reglas de vida, para favorecer su progreso", comentó Rivier, quien ya se reunió con el secretario de Gobierno municipal, Paulo Campi y con el director de Turismo, Javier Muñoz.

En conjunto con otras autoridades de Bioandina que llegan este fin de semana largo a San Rafael para presentar la película "El cielo otra vez" (en la Alianza Francesa este lunes a las 21), estos días se reunirán con gente del Ente de Turismo y de Recursos Naturales para intentar avanzar en la idea.

La posibilidad de declarar Valle Grande como "santuario de cóndores" sería un impulso importante para promocionar una nueva opción turística: el avistaje del cóndor en lugares accesibles, un potencial que no muchos sitios pueden ofrecer.

"Es una suerte tener en Valle Grande una población fija de cóndores que se van reproduciendo, es una comunidad fija importante, en el dique son visibles al atardecer y en varias zonas del Cañón se ven excrementos en las paredes, testigos de la presencia de cóndores en posaderos o nidos", detalló Rivier.

El ave voladora más grande

El Cóndor Andino es el ave voladora más grande del mundo. Mide 1,20 metros de altura y 3 de envergadura alar, y llega a pesar 12 kilos. Por su baja tasa reproductiva, para que la población se mantenga estable se necesitan bajas tasas de mortalidad. Por eso la mortalidad causada por el ser humano dificulta su conservación.

Comentarios