País
Jueves 21 de Abril de 2016

Imputaron a un cura por el delito de abuso sexual a una nena

La acusación es agravante al ser ministro de la Iglesia. Ayer además dieron 45 días de prisión preventiva al padre que habría abusado de su hija.

La Justicia penal de Reconquista imputó ayer al sacerdote Néstor M. por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante, por el caso que involucra a una nena de tres años, denunciado en esa población ubicada 350 kilómetros al norte de la capital santafesina.

Los fiscales a cargo de la investigación, Rubén Martínez y Alejandro Rodríguez, formalizaron la imputación contra el religioso, de 47 años, con el agravante por su condición de ministro de un culto religioso reconocido y por producir un grave daño en la salud de la víctima.

Al expedirse sobre el gravísimo caso que conmovió a la comunidad del norte provincial, el arzbispo de la capital santafesina monseñor José María Arancedo opinó que debe aplicarse "tolerancia cero en aquellos casos (de abuso sexual cometidos por religiosos) que se puedan comprobar. Si hay un caso comprobado del abuso de un menor la Iglesia debe condenar el hecho". Y comentó el titular de la Conferencia Episcopal Argentina: "La Iglesia está cerca de la víctima, de aquella persona que puede haber padecido un abuso. Ciertamente para la Iglesia el abuso de un menor es algo muy triste".

La audiencia en la que quedó imputado el sacerdote se llevó a cabo ayer en la Oficina de Gestión Judicial de la ciudad cabecera del departamento General Obligado. Además, el juez de la Investigación Penal Preparatoria Ireneo Berzano fijó la audiencia de prisión preventiva para mañana a primera hora en esa dependencia de la nueva Justicia penal reconquistense.

El martes el fiscal Martínez ordenó la detención e incomunicación del sacerdote de la parroquia María Madre de Dios de la ciudad de Reconquista. En ese mismo lugar habrían sido consumados los delitos contra la integridad sexual en perjuicio de una niña de tres años y, presuntamente, de su primo de cuatro, según la denuncia radicada por la madre de la niña en el Centro de Orientación de Víctimas de Violencia Familiar y Sexual de la Unidad Regional XIX.

Hechos disparadores. En un relato descarnado a la emisora universitaria santafesina el funcionario judicial contó que "la nena le dijo del abuso a la madre, quien a su vez consulta con una psicóloga. La profesional le da un librito que se usa para estos casos y le muestra la foto de un pene, y ella dice «es el pito del Padre Néstor»".

En esa circunstancia "la madre se convenció que el relato tenía un atisbo de verdad, hizo la denuncia y ahí comenzó la investigación", indicó el representante del Ministerio de la Acusación. El fiscal, también comentó que los abusos, según el relato de la menor, se cometían en la casa del cura: "La abuela de la niña vive al lado de la capilla, entonces ella jugaba tanto en el patio de la casa de su abuela como en el de la Iglesia", explicó.

Respecto del otro menor supuestamente involucrado como víctima de abusos, el funcionario judicial aclaró que "la nena contó que cuando sucedían estas cosas ella estaba con el primo. Estamos viendo con el padre la posibilidad que presente la denuncia para poder actuar. De cualquier manera, los hechos que le estamos imputando al sacerdote detenido tienen que ver con la menor", separó.

Como anticipó este diario de los estudios practicados por un psicólogo y el médico policial, se diagnosticó que la niña tiene desgarro parcial de su himen y fue contagiada con el Virus del Papiloma Humano (VPH), una enfermedad de transmisión sexual.

Otro caso. Le dieron 45 días de prisión preventiva al padre acusado de violar y embarazar a su hija menor. Así lo resolvió en Reconquista el juez en la audiencia para el pedido de medidas cautelares celebrada ayer para el imputado del delito de abuso sexual con acceso carnal reiterado, agravado por su condición de padre de la víctima.

Juan Oscar C., de 39 años, fue detenido el domingo e imputado por el fiscal Martínez el lunes del delito de abuso sexual con acceso carnal reiterado, agravado por su condición de ser padre de la nena de 12 años, quien presenta un embarazo de 26 semanas.

Ayer tras la audiencia, el juez penal Mauricio Martelossi, resolvió 45 días de prisión para el padre de la joven. El padre imputado es defendido por el defensor público José Luis Estévez.

Fuente: La Capital

Comentarios