Policiales
Miércoles 27 de Abril de 2016

Incendio y drama en Pueblo Diamante: "Se me fueron 10 años de trabajo"

El siniestro ocurrió en Barcala al 2300. Las llamas afectaron toda la propiedad, que quedó destruida. Una autobomba que iba a combatir el fuego terminó en una acequia tras esquivar a un automóvil. Murieron dos perros y un canario. Fotos.

Una verdadera tragedia vivió la familia Refort, que en apenas dos horas se quedó sin vivienda tras un voraz incendio que se desató en Barcala 2351. 
Es que pasadas la 14, Javier Refort (37), su esposa y sus cuatro hijos de 5, 8,14 y 18 años se retiraron del lugar y unas horas más tarde el llamado de un vecino les cambió la vida. Lenguas de fuego provenían del interior de la propiedad de dos pisos que construyó Javier durante 10 años que trabajó como camionero en una empresa local de transportes. 
El origen del incendio habría sido un desperfecto eléctrico que se generó en la planta baja, aunque esta hipótesis no pudo ser confirmada. Lo cierto es que en apenas dos horas, las llamas se devoraron todo lo que estaba en el interior de la casa. 
"Las perdidas fueron totales", señaló Javier a UNO de San Rafael y agregó que "durante el incendio murieron dos perros y un canario que quedó atrapado en su jaula". 
Para colmo de males, la autobomba que fue a apagar el siniestro terminó en una acequia tras esquivar a un vehículo que se le cruzó por calle Barcala a unas cuadras del lugar del incendio. Por ese motivo, se tuvo movilizar una segunda autobomba que finalmente extinguió las llamas. 
"Nos quedamos sin nada, perdimos toda la ropa, los muebles, los útiles escolares y los documentos", informó Javier, que encima quedó desempleado hace unos dos meses cuando la empresa lo despidió.
En este escenario, el hombre manifestó que "pasamos la noche en la casa de un vecino" y agregó que "a las 4 de esta madrugada se reavivó el fuego y afectó un baño ubicado en el exterior de la propiedad". 
La casa de material con machimbre en los techos tenía tres dormitorios y una cocina comedor . Todo quedó destruído incluso una moto que iba a ser reparada sufrió los efectos de las llamas. 
Desde Bomberos, que este miércoles realizaría las pericias de rigor, descartaron un hecho intencional. La causa en "averiguación causales de incendio", quedó radicada en la Comisaría Octava.
Ahora la familia Refort dependerá de la ayuda del Estado o la solidaridad de los vecinos que ya se acercaron a ayudarlos. Quien pueda ayudar sobre todo con ropa y con un trabajo para el jefe de familia, acercarse hasta el lugar.

Comentarios