Más noticias
Sábado 15 de Octubre de 2011

Incidentes en Roma durante las marchas de los "indignados"

En la capital de Italia hubo algunos hechos de vandalismo. Las movilizaciones tienen lugar en decenas de países, con manifestaciones contra la precariedad, el sistema financiero y la crisis.

La jornada mundial de protesta, que abarca a 951 ciudades en 82 países, ya registra los primeros incidentes en una importante capital europea: Roma. Hechos de vandalismo como destrozos de automoviles y fachadas de bancos fueron la tónica en la ciudad italiana en el marco de las marcha de los "indignados".

Los incidentes en Roma se dieron en la zona cercana al Coliseo. Allí, una columna escindida de la mayor parte de los participantes comenzó con los actos de violenta. Una pancarta que tenían rezaba: "Si nos sacan el presente, les robamos el futuro". Las crónicas hablan de decenas de miles de manifestantes en la capital italiana.

Los argumentos que esgrimieron los participantes de las protestas a la hora de convocarlas es que están manifestándose contra la precariedad, el sistema financiero y la crisis, en la primera jornada de protesta planetaria del movimiento, que cumple cinco meses desde su nacimiento en la Puerta del Sol de la capital española.

Con el lema 'Unidos por un cambio global', los 'indignados' apuestan a que "personas de todo el mundo tomarán las calles y las plazas". Desde la aparición del movimiento, que arrancó con una protesta de cientos de personas en Madrid el 15 de mayo, los 'indignados' y grupos de parecida filosofía como 'Occupy Wall Street' ('Ocupa Wall Street') quieren hacer de este 15-O una jornada simbólica, reuniéndose ante sedes financieras como Wall Street, la City de Londres o el Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort.

En las primeras horas de hoy, Sidney, Hong Kong y Tokio arrancaban las protestas, adaptándolas a sus diferentes reivindicaciones: mientras que unas cien personas en Tokio enfocaban su enfado en el accidente nuclear de Fukushima, en Sidney unos 600 australianos añadían los derechos de los aborígenes.

"Desde América a Asia, desde Africa a Europa, la gente se está levantando para reclamar sus derechos y pedir una auténtica democracia", añade el manifiesto del 15-O. "Los poderes establecidos actúan en beneficio de unos pocos, desoyendo la voluntad de la gran mayoría", sigue. "Hay que poner fin a esta intolerable situación".

En Madrid, centro del movimiento, cinco marchas que salen a lo largo del día de diferentes barrios convergerán en la famosa fuente de Cibeles y luego en la Puerta del Sol, emblema desde aquella noche de primavera, que se volverá a convertir en dormitorio de la protesta en la noche del sábado al domingo.

En Nueva York, el movimiento 'Occupy Wall Street', que en Estados Unidos se centra en el desempleo juvenil y el aumento de la desigualdad, ocupa un parque desde el 17 de septiembre y este sábado se reunirá en Times Square.

El seguimiento de la protesta será desigual según el país. A los cientos de 'indignados' en países asiáticos hacen frente los 200.000 manifestantes que se esperan en Roma, donde 70 autobuses están trasladando a gente desde toda Italia para criticar al primer ministro, Silvio Berlusconi, y su gestión de la crisis de la deuda.

"El 15 de octubre, queremos que sea un punto de inflexión que dé pie a una serie de actuaciones en un otoño caliente", explicaba una portavoz del movimiento en España, Odile, miembro del colectivo 'Juventud sin Futuro'.

Sin embargo, la ausencia de un líder identificable, el rechazo a toda estructura política y la "democracia participativa" llevada al extremo hacen dudar a algunos de la viabilidad del movimiento.
 

Comentarios