San Rafael
Viernes 07 de Agosto de 2015

Incorporaron un nuevo acusado al megajuicio por delitos de lesa humanidad

Fue sumado en una causa por privación ilegítima de la libertad. Ayer declaró Guillermo Romano, actual director de Cultura y militante peronista en esa época. “Les pido que digan dónde están los desaparecidos”, les dijo a los acusados.

Se retomó en San Rafael el segundo juicio local por delitos de lesa humanidad, luego de algunas audiencias realizadas en la ciudad de Mendoza.
Se incorporaron ocho nuevas causas que habían sido elevadas a juicio pero que, por diferentes apelaciones pendientes, no habían podido ser incorporadas antes del comienzo del debate oral, el 26 de marzo pasado.
La mayoría tiene como acusados a varios del grupo de ex policías y ex militares que vienen siendo juzgados desde esa fecha, excepto por un caso que tiene como imputado a un nuevo imputado.
Se trata del ex policía Osvaldo Antonio Orellano, que está acusado de privación ilegítima de la libertad en la causa que tiene como víctima a Oscar Scanio.
También esperan su incorporación al juicio otras tres causas por hechos nuevos que entre los acusados tiene a otro nuevo imputado.
Testimonio de Guillermo Romano
El actual director municipal de Cultura, Guillermo Romano, fue una de las personas que pasaron ayer por la sala de la UTN local para declarar ante el Tribunal Federal Oral Nº2 de Mendoza.
Fue convocado como “testigo de contexto” (los que aportan detalles del marco en que se desarrollaron los hechos investigados) y contó que fue detenido tres veces por la Policía y sufrió atentados con bombas, ya que en esa época era un joven abogado y activo militante de la Juventud Peronista.
Relató que en 1975 pasó a la “clandestinidad” junto con otros compañeros como “una forma de salvaguardarnos” y al año siguiente decidió exiliarse, luego de haber sido llevado ante el capitán Silva, actualmente prófugo y que era segundo de Luis Rizo Avellaneda (en juicio) en el área local de Inteligencia Militar, para tratar de hacerle delatar la ubicación de Susana Sanz, integrante de la agrupación Montoneros y su socia en el estudio jurídico.
Romano, al igual que algunos de los testigos que han declarado en ese juicio, se dirigió a los imputados para pedirles “que antes de morirnos, porque todos estamos grandes, digan dónde están nuestros compañeros desaparecidos para que sepan sus familias”.
De ahora en adelante el debate oral continuará con los testigos aportados por la defensa de los imputados y después se espera pasar a la etapa de los alegatos de las partes.

Comentarios