Deportes
Sábado 14 de Mayo de 2016

Insólito comportamiento de la número 1: ¡mirá lo que comió!

Serena Williams se intoxicó probando la comida de su perro y se justificó diciendo que "tenía buena pinta".

 La tenista número uno del ránking mundial Serena Williams prometió que no volverá a comer comida para perro, tras ceder a la tentación de un bocado del alimento de su mascota, un gesto que podría costarle caro en la carrera para ganar un torneo en Roma.

Su comportamiento fuera de la cancha fue lo que captó la atención de sus seguidores y de los medios después de que la estrella confesara en las redes sociales que probó una cucharada del alimento de su Yorkshire Terrier.

En su defensa, la deportista dijo que el preparado de salmón con arroz tenía buena pinta. "No me juzguen", pidió Williams, que contó en la plataforma Snapchat que el alimento sabía a "líquido limpiacristales" y señaló que su experimento le costó una visita al baño, unas horas más tarde.

Comentarios