Sábado 16 de Julio de 2016

Instan a aprovechar el aire libre para evitar afecciones

Frente al incremento de enfermedades respiratorias aconsejan extremar cuidados, para evitar los contagios.

El adelantamiento de la llegada del frío, con un otoño inusual en el que la lluvia fue protagonista, hizo que las enfermedades respiratorias también se anticiparan y crecieran en cantidad los afectados con relación a años anteriores. Los números elevados de casos de gripe, neumonía y bronquiolitis se suman a los casi 350 de tos convulsa en Mendoza, el doble en comparación a 2015.
Los valores aportados por el Departamento de Epidemiología acerca de los casos de coqueluche (tos convulsa) hicieron sonar las alarmas por el posible brote de esa enfermedad, ya que en lo que va del año se registró el doble de casos confirmados que en todo 2015. Por ello es que recomiendan extremar cuidados.
Rubén Cerchiai, coordinador del Departamento de Epidemiología de Mendoza, considera que el aprovechamiento de las vacaciones servirá para ir disminuyendo la circulación de las enfermedades virales tipo gripe. Para ello, es necesario evitar el encierro y en caso de ser posible disfrutar al aire libre el receso.
En cuanto a la bronquiolitis, que afecta a menores de dos años, está comenzando la época en la que históricamente tiende a disminuir, ya que el pico se produjo con anterioridad.
En cambio, la tos convulsa circula todo el año, haciendo picos en invierno, cuando el hacinamiento favorece el contagio.
"Hasta el momento tenemos 345 casos confirmados. Lógicamente que tenemos más sospechosos y más estudios, dado que se notificaron ya 700 muestras para estudio, misma cifra que en la totalidad del año pasado", afirmó Rubén Cerchiai.
La tos convulsa es, como la influenza (gripe), la neumonía y la bronquiolitis, una infección respiratoria aguda. La diferencia es que es bacteriana, no virósica como las otras.
Las enfermedades virósicas también crecieron en cantidad. En el primer semestre de 2016 se registraron casi 12.000 casos de influenza, de neumonías más de 8.000 y de bronquiolitis poco menos de 5.000. El año pasado para igual época, de influenza hubo cerca de 10.000 casos, mientras que de neumonía y bronquiolitis el número es similar, con más casos este año.
"Los valores globales no son por laboratorio, esos no tienen demasiado valor porque nosotros por laboratorio hacemos muestras, con pacientes que por algún motivo se internan o están en terapia intensiva", explicó Cerchiai, quien añadió: "Las cifras responden a las atenciones en las guardias, en los centros de salud y que tienen la definición de tal o cual enfermedad, que son los que se acercan más a la realidad".
El frío anticipado colaboró para este aumento de casos, ya que las enfermedades respiratorias, tanto en Mendoza como en el resto del país, se adelantaron entre cuatro y seis semanas.
La tos convulsa, sobre todo en niños menores de seis meses, puede ser grave. Falta de aire, vómitos y apnea son los motivos que llevan a una internación segura del pequeño. En chicos más grandes, los síntomas pueden repetirse pero no es un cuadro grave.
Los menores de seis meses son afectados porque aún no completaron el calendario de vacunación, por lo que tienen menos defensas. Por ello, la recomendación es que todas las embarazadas a partir de la semana 20 se coloquen la vacuna Triple Bacteriana A Celular, que tiene el componente de tos convulsa.

Comentarios