San Rafael
Lunes 08 de Agosto de 2016

Investigan irregularidades en la playa de secuestros vial

La causa está en el Tercer Juzgado de Instrucción. Un relevamiento indicó faltante de documentación en 80 autos. También se abrió un expediente en la Inspección General de Seguridad. Indagan posible delito de “peculado”

Un relevamiento solicitado  por el actual jefe de la Policía Vial, Rafael Videla, demostró presuntas irregularidades en los registros de la playa de secuestros de Tulio Angriman al 5600, en la Isla del Río Diamante, donde falta documentación de al menos 80 vehículos que fueron desmantelados y/o compactados.
La investigación, que ahora difunde en exclusiva UNO San Rafael, comenzó hace dos meses cuando el jefe policial empezó a recibir notificaciones judiciales por algunos vehículos que estaban secuestrados y cuya documentación no estaba.
A partir de ese momento se ordenó un relevamiento de todo el parque automotor y de los registros existentes. El resultado del operativo arrojó que en por lo menos 80 casos, la mayoría autos y camionetas, no había documentación respaldatoria y ni siquiera se sabía los orígenes de los secuestros.
Además, muchos de esos vehículos estaban desmantelados y otros fueron compactados por una empresa privada que lo realizó hace un par de años. En ese sentido, el jefe policial señaló que “no tenemos ni siquiera las actas de lo compactado”.
En este marco, Videla ordenó la confección de un acta que fue remitida a la Justicia y a la Inspección General de Seguridad (IGS - ente que supervisa la conducta de los policías) que iniciaron la investigación.
La causa judicial ingresó a la Segunda Fiscalía Penal de Menores (que estaba en turno), que la derivó al Tercer Juzgado de Instrucción. También se abrió un expediente administrativo en la IGS para averiguar qué fue lo que sucedió.
La Justicia investiga el presunto delito de “peculado”, figura legal de malversación de los fondos públicos, porque existe la presunción de alguna maniobra ilícita relacionada con los autos que fueron desmantelados.
En cuanto a las motos no se pudo verificar la falta de repuestos y son muy pocas las que tenían problemas con la documentación respaldatoria.
En este contexto, Videla afirmó que “se ordenó el relevamiento para saber el stock que había en la playa y en el resultado encontramos irregularidades que denunciamos en un acta que ahora está en la Justicia y en la IGS”.
Según el funcionario policial “acompañamos toda la documentación existente y nos llamó la atención que faltaban papeles en algunos períodos”.
Los mayores inconvenientes están relacionados con camionetas y vehículos que fueron prácticamente desguazados y con los rodados que pasaron por la compactadora que inició la tarea en la playa de San Agustín y luego, aparentemente, por una acordada continuó en la playa local. “Lamentablemente desconocemos el stock de lo compactado y esto también será materia de investigación”.
Lo cierto es que desde hace dos meses la causa que está en secreto de sumario quedó en manos del juez Gabriel Ravagnani.
“El incendio fue un hecho aparte”
El comisario Rafael Videla fue claro y contundente cuando afirmó que “el incendio en la playa de secuestros nada tiene que ver con la investigación de esta causa” y agregó que “lamentablemente se quemaron todas las motos hasta el 2015, pero en ese stock no existieron las irregularidades que hubo con los autos y camionetas desmanteladas”.
Asimismo recordó que “las pericias indicaron que fue la quema de maleza de un vecino la que originó el devastador siniestro que afectó el parque automotor”.
Es que algunas versiones señalaban que el inicio del fuego fue para tapar las irregularidades que existían en ese predio.
Sin embargo, Videla desmintió esta suposición y aclaró que “los policías que ahora se desempeñan en la playa nada tienen que ver con las gestiones anteriores. Quiero ser categórico, el incendio fue un hecho lamentable ajeno a la Policía Vial”.
Compactados
Entre octubre de 2014 y enero de 2015 se compactaron más de 600 rodados. La orden la dictó la Suprema Corte de Justicia provincial para compactar vehículos depositados con cinco años de antigüedad.
Empresa
El trabajo la realizó una empresa de Buenos Aires que firmó un convenio con la provincia de Mendoza. La tarea habría sido supervisada por efectivos de la Policía Vial.
Marcelo Schmitt
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios