País
Miércoles 21 de Diciembre de 2011

Iván Heyn no dejó notas y la policía investiga su netbook para encontrar explicaciones a un suicidio

Los restos del ascendente economista de La Cámpora llegaron a Buenos Aires y serán velados esta tarde. Se confirmó la muerte por ahorcamiento, pero se investiga si se quitó la vida o fue un accidente. Aún no se determina si fue suicidio o accidente, dijo el juez La teoría del accidente

El cuerpo del economista de La Cámpora, Iván Heyn, arribó a Buenos Aires esta mañana y desde las 14 sus restos serán velados en una casa funeraria de Belgrano.

El velatorio de Heyn se ralizará en una cochería ubicada en la calle O'Higgins 2842, en el barrio de Belgrano.

En tanto, el jefe de Relaciones Públicas de la Policía de Montevideo, José Luis Rondán, ratificó que "no había signos de violencia" en el cuerpo del fallecido subsecretario de Comercio Exterior. "El forense determinó muerte por ahorcamiento, sin signos de violencia exterior", indicó el portavoz de la fuerza de seguridad uruguaya, quien agregó que "se van a revisar las cámaras (de seguridad) para ver si entró alguien a su habitación o si estaba solo" en el hotel que se hospedaba en el marco de la Cumbre del Mercosur.

Rondán dijo que "ayer trabajó policía técnica en el lugar haciendo un relevamiento minucioso de la habitación", donde destacó que había "el desorden normal de una persona" que se aloja en el lugar.

La principal hipótesis es que Heyn, de 34 años y militante de la agrupación ultrakirchnerista La Cámpora, se suicidó, pero no fue encontrada ninguna nota y se investigaba si dejó algún mensaje en su notebook. El vocero de la policía montevideana indicó que Heyn fue visto en la cena, la noche anterior, "y después concurrió al spa" del hotel Radisson, en el que se hospedaba la delegación oficial que encabezaba la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Al día siguiente, un empleado fue a reponer el frigobar y "cuando quiso entrar, se encontró con algo que obstruía" el ingresó, por lo que "observó y se dio cuenta que había algo detrás, llamó al jefe de seguridad y entraron", tras lo cual constataron que estaba el cuerpo sin vida de Heyn. El funcionario tenía "el cinturón estaba alrededor del cuello" y "el otro extremo lo habría atado del placard", explicó Rondán, quien confirmó que "no había signos de violencia" en el cadáver. Finalmente, señaló que "la orden del magistrado" Homero da Costa, a cargo de la investigación, "fue hacer la autopsia y liberar el cuerpo", con lo que dispuso "la inmediata entrega a los responsables".

Comentarios