San Rafael
Lunes 19 de Septiembre de 2011

Jorge Quintana y Roberto Bravo distinguidos por sus trayectorias

Por ordenanza del Concejo Deliberante, se les hizo un merecido reconocimiento a los comunicadores por su aporte a la cultura sanrafaelina

Por Ariel Jalley

Con la presencia del cuerpo legislativo a pleno se realizó esta mañana un homenaje a los locutores Jorge Quintana y Roberto Bravo en reconocimiento a su trayectoria y aporte a la difusión de la cultura. También en el acto estuvieron presentes sus familiares como también grandes glorias de la radiodifusión sanrafaelina, tales como la recordada María Esther Maure, Tito López y Emilio Bielli, todos ellos exponentes de la época dorada de la radiofonía sanrafaelina.

En la ocasión, ambos profesionales, recibieron una placa haciendo mención a su trayectoria de destacada labor.

En sus palabras, Jorge Quintana no pudo esconder la emoción por la distinción, pero además por el reencuentro de algunos de sus maestros y compañeros, “finalmente amigos”, tal como los catalogó. Se mostró orgulloso y agradecido por el halago, pero destacó que fueron muchos años de trabajo, una profesión como cualquier otra que se diferencia solamente por estar en “la vidriera” que representan los medios de comunicación, “pero tenemos el mismo, o menos mérito que los demás y se trata sólo de eso, un trabajo que gracias a Dios pude llevar adelante y a ustedes por haberme prestado atención y brindado su corazón”, concluyó en su alocución.

En tanto el otro homenajeado, Roberto Bravo, fue distinguido por su labor y trayectoria periodística y como el creador del ciclo actual “Bravo por los recuerdos”, que recuerda anécdotas y la historia principalmente de la época brillante del fútbol local.

El locutor agradeció el gesto que lo distingue, a lo que definió como el sabor lindo que le da a la vida y lo valoró en su real dimensión y además se sintió muy complacido de recibir el reconocimiento junto Quintana, al que calificó de un gran profesional, pero sobre todo “un gran tipo”. Bravo dijo sentirse satisfecho de compartir ese momento con su familia, y con el resto de los compañeros presentes, que fueron sus colegas en el trabajo, “pero sobre todo amigos de años, de trabajo, de ruta, de inquietudes, de sueños pero fundamentalmente de alegrías”.

Finalmente, Roberto Bravo dedicó su distinción a su hijo homónimo, quien (al igual que uno de los hijos de Jorge Quintana), está haciendo sus primeras armas en la locución, ya que lo acompaña en el programa que se emite los jueves como parte del ciclo “Bravo por los recuerdos”.

En el emotivo homenaje no faltó el recuerdo de otros dos grandes trabajadores de la radiofonía sanrafaelina como fueron Arnoldo Avena y César Robles.

Comentarios