Mundial rugby 2011
Martes 27 de Septiembre de 2011

“Jugar contra los All Blacks también puede ser un objetivo”

Pasada la euforia de la victoria ante Escocia, dialogamos con el segunda línea Manuel Carizza. Un jugador que sin estridencias, pero en base a buenas actuaciones, se ganó el puesto en el seleccionado.

Por Eugenio Astesiano, enviado especial a Nueva Zelanda.

Se lo ve entero. No lo va a decir jamás, pero sabe que sus muy buenas performances en defensa y su versatilidad y justeza en el line le permitieron hacerse de una camiseta que no tenía dueño estable. Después de Escocia, el objetivo es Georgia.

- Ya han jugado contra Rumania… ¿Qué imaginás cuán parecido puede ser el partido ante Georgia?
-Son packs similares, muy pesados. A los que les gusta el contacto. Son fuertes en el scrum, pero no tienen tanto desplazamiento. Bah… ambos son bastantes similares. En un lugar en el que vamos a estar más atentos y esperamos batalla es al costado del ruck. Ahí va a ser muy duro, van a ir con el pick & go para después tratar de llevar la pelota para las puntas. Pero no creo que haya grandes diferencias entre ambos.

- Por qué crees que Georgía sí va a ser más complicado?
-Lo que se vio del partido fluído contra Rumania se dio porque ellos salieron más livianitos que lo que esperábamos y eso nos simplificó las cosas porque los backs, cada vez que se lo propusieron, cortaron y pasaron. Contra Georgia no va a ser así.

Ellos van a ser más frontales, más trabado… ellos (los georgianos), están más organizados defensivamente. Cuenta que juegan mañana contra los rumanos (por hoy) , pero creo que si ganan, se van a querer llevar los puntos contra nosotros también.

-¿En cuánto afecta al pack la ausencia de Juan Fernández Lobbe?
-Y, por supuesto que afecta. “Corcho” (Fernández Lobbe) podría ser titular en cualquier equipo del mundo y lógicamente, su ausencia se va a sentir, porque él además de ser un jugadorazo como pocos, es nuestro líder en el line y es quien canta todas las jugadas.

De todas formas, debo decir que más allá de los nombres, estamos amalgamando un equipo, y los que entren en su lugar deben dejar todo –y lo han demostrado a lo largo de los partidos –que los reemplazos han jugado excelentemente bien y entonces, de esta manera, el nivel no se resiente.

-¿Quién va a ser el líder en el line ahora? Esa formación tuvo hasta ahora un funcionamiento excelente.
-Sí, hasta ahora anduvimos muy bien. Salvo contra Escocia, que se nos complicó, pero bueno, era lógico y hasta previsible porque tiene uno de los mejores lines del mundo. Sobre quién se va a hacer cargo del line… Eso lo deciden los entrenadores, pero “Corcho” está trabajando muchísimo con el Pato (Patricio Albacete), viendo videos, analizando los rivales en esta formación y va a seguir haciendo este trabajo que hace con nosotros dentro de la cancha, pero ahora, desde afuera. Está buenísimo eso.

-A propósito del line y de lo bien que se lo jugó hasta acá, te pregunto cómo se hace para tratar de mantener ese nivel en una formación que no solía tenerlo y que ahora lo había encontrado…
-Acá el trabajo, el entrenamiento y el estudio de los rivales son claves. Nosotros vamos a seguir trabajando el line igual todos los días. Nos gusta la confrontación en esa formación y sí, es verdad, veníamos perfectos (NdlaR: era el único equipo en la RWC que hasta la segunda fecha tenía el 100% de efectividad en el line out), pero en fin… el line escocés y el clima nos complicaron un poco.

En lo personal, me encanta mirar lo que hace el otro equipo y en la cancha, el mano a mano con el otro segunda línea. Obviamente y sin desmerecer para nada, el line deEscocia es de un nivel superior al de Georgia, pero de todas formas, como vamos con todo muy estudiado, le vamos a dar la importancia que se merece. Porque este partido lo tenemos que ganar con bonus como sea y no vamos a descuidar nada. Creo que en la cancha, durante el partido, el líder del line debería ser el Pato, pero en el sentido del análisis y el estudio del rival, el aporte de Corcho (Fernández Lobbe) va a seguir siendo crucial.

-Cómo viviste la euforia después de la victoria ante Escocia.
-Bien, muy bien… por suerte, estuvieron mis padres hasta ayer. Dependiendo el resultado, vuelven. Respecto a la gente en general…entre nosotros nos vamos hablando y contando esto que vemos… en lo personal no miro mucho los diarios pero mis amigos desde allá me van contando lo que pasó en la Argentina después del partido, la repercusión que tuvo y además, no dejo de asombrarme de la gente que hay acá… es muy impresionante. Se te pone la piel de gallina saber que hay tanta gente alentando.

-Van a jugar ante Georgia con el resultado puesto entre Inglaterra y Escocia… ¿eso te predispone de alguna otra manera en especial o te da lo mismo?
-A mí, el resultado entre Inglaterra y Escocia no me modifica ni me cambia nada. Yo soy un competidor y como tal quiero salir a ganar todos los partidos que juego. Y todos los que estamos acá pensamos similar. Por ahí cambia la táctica si es con o sin bonus, pero no hay ninguna duda que todos los partidos que salimos a jugar los hacemos con la mente puesta en ganar.

-Si se dan los resultados lógicos, todo indicaría que enfrentarían a los All Blacks en cuartos de final. Más allá de cual fuere el resultado de ese partido, ¿puede ser ese un objetivo en sí mismo?
-Por supuesto: jugar con los All Blacks en cuartos de final, en un mundial organizado en su país tiene que ser y es un objetivo en sí mismo, porque obviamente, no todos los días se puede vivir algo así. Pero repito: no nos queremos desenfocar del objetivo que es Georgia, que es el partido que viene y que hay que ganar, porque si no ganamos, nos volvemos. Así de simple es. No se puede ni estamos como para menospreciar a nadie.

Comentarios