Mundo
Lunes 27 de Julio de 2015

Juguetes no tecnológicos para regalar

Javier Cusimano
cusimano.javier@diariouno.net.ar

Las nuevas tecnologías lo cambiaron todo. Y en la lista de hábitos y costumbres que alteraron, hicieron su parte con los juegos. El avance de la electrónica y sus dispositivos encerró a los chicos en sus habitaciones y les impuso la pantalla como elemento de entretenimiento. También enterró el repertorio de actividades con las que tiempo atrás aprendían a desenvolverse, a desarrollar su creatividad y a relacionarse.
El tercer domingo de agosto se festeja el Día del Niño y puede ser una buena oportunidad para ir contra la corriente y regalar algo distinto. Las computadoras, las tablets, la PlayStation, los celulares y los juguetes de plástico y a batería figuran entre los más pedidos y son, sin dudas, una gran fuente de estímulo para el aprendizaje y la diversión, pero también hay otras opciones, por lo general desechadas, que sin embargo podrían sorprender si se investigan.
Diseños de antaño
En el centro comercial Palmares, abrió hace algunos meses Chapitas. Es una empresa destinada a la distribución de juguetes de alta calidad y diseño. Arrancaron con la comercialización on line hace un año y con un puesto fijo hace un mes. El objetivo de este emprendimiento fue recuperar el diseño antiguo de los juguetes con materiales nuevos. Parten de un modelo único, pero basado en el diseño tradicional o de época.
En el punto de ventas, Milagros Sagrista explicó que el éxito de la propuesta radica en que si bien es un producto para las nuevas generaciones de niños, permite que muchos adultos se reencuentren con su infancia. Los creadores de la empresa distribuyen en Mendoza estos juguetes, que son fabricados en Buenos Aires para todo el territorio nacional.
“Independientemente del negocio, para nosotros es vital e importante que se recupere esa idea de que el niño se reencuentre con juguetes y no con tanta computadora y electrónica. De hecho, la mayoría de los productos son bicicletas, motos, autos que están hechos sin pedales para fomentar paralelamente la caminata y el ejercicio entre otras actividades físicas para los más pequeños”, explicó Milagros. El catálogo de precios y productos se puede consultar en www.tienda.chapitas.com.ar
Proponiendo didáctica
En la calle Rivadavia 80, de Ciudad, está ubicado Ludomundo. Esta juguetería cuenta con 300 productos en su catálogo para chicos de 0 a 12 años. La dueña de este negocio se llama Andrea Montenegro, es psicopedagoga y apostó por marcar la diferencia en el mercado para triunfar. Todos los juguetes son producidos en la Argentina, en talleres y no fábricas, y muchos son desarrollados artesanalmente.
Los juegos están divididos, no por edad, si no por tipo. De este modo, cuentan con juegos de música, construcción, mesa, arte, ciencia, aire libre, rompecabezas, muñecos y muñecas. El concepto de la tienda es ofrecerles a los padres juegos que les permitan a sus hijos construir, crear y experimentar. Por eso, usan como eslogan para promocionarse que es la juguetería didáctica de Mendoza.
Con dos años de experiencia, sus precursores buscan entre otras cosas terminar con la idea de género para la elección de sus productos. “Buscamos la funcionalidad del juguete. El juego es importante para el crecimiento, por eso no trabajamos cosas de plástico, con pilas y con sus funciones predeterminadas. Todas las cosas tienen de acuerdo a la edad una función que aporta al crecimiento”, dijo una de sus vendedoras. Para conocer estos juguetes se puede consultar en Facebook.com/Ludomundo.
Objetos con arte
Eleonora y Débora Acosta son dos legendarias jugueteras de Mendoza. Hace más de 15 años que se dedican a la actividad y cuentan con una casa taller de artesanías en Godoy Cruz. Para estas artesanas y artistas, lo más importante es poder revalorizar el juego. Para desarrollar sus modelos utilizan como base la pedagogía waldorf de aprendizaje.
“Buscamos que los chicos puedan involucrarse más en los juegos. Tratamos de evitar los juegos de medición y remplazarlos por los que contengan el despliegue de alguna habilidad. Para poder hacer esto tuvimos nosotras mismas que perfeccionarnos y también cambiar la mirada sobre los niños y su modo de relacionarse con el entorno”, explica Dédora Acosta.
La artesana, además, detalló la importancia que tiene la elección que se hace a la hora de ofrecerle a un niño, cómo y con qué jugar. “A través de los juguetes estamos formando e influyendo para el futuro. Creo que es importante revalorizar algunos juguetes tradicionales y volver a poner a los chicos con otras costumbres alejándolos de los aparatos”, agregó  la juguetera. Pueden conocer más en Facebook.com/Con alma objetos.

Comentarios