Escenario
Jueves 12 de Febrero de 2015

Kike Teruel de vuelta con Los Nocheros: "Volví con la energía renovada"

Tras tomarse un año sabático y recuperar la energía en España, Kike Teruel se reintegró al popular cuarteto folclórico. Los Nocheros presentarán su último disco en el City Center.  

Hace un año, Kike Teruel decidía alejarse de Los Nocheros y exiliarse al viejo continente en busca de descanso. Las giras ininterrumpidas durante 26 años junto al grupo lo habían agotado, por lo que se instaló en España para recuperar la energía perdida. Hoy, Teruel regresó a la Argentina y se reintegró al grupo con más ganas que nunca. "Parezco Pavarotti, tengo la voz fresca y estoy con muchas ganas", dijo Kike en diálogo con La Capital donde contó los detalles de este ansiado regreso.

Con la vuelta de Teruel a los escenarios, Los Nocheros presentarán su último disco "Trío", que sacaron durante su ausencia, esta noche, a las 21, en el Centro de Convenciones de City Center (Oroño y Circunvalación). Además, Mario, Alvaro, Rubén y Kike revivirán sus grandes éxitos que incluyen "Entre la tierra y el cielo", "No saber de ti", "Roja boca" y muchos más.

Hace un año decidiste tomarte un año sabático argumentando estar cansado y sin energía. ¿Lograste lo que tanto querías?

—¡Uf! Estoy para correr las olimpiadas. Descansé nueve meses en lugares maravillosos, si no quedaba bien era para preocuparse. Volví en noviembre y me reintegré al grupo el 3 de enero para la temporada de festivales. Empezamos una temporada espectacular. Es lindo volver y saber que te están esperando, y eso es parte de la amistad de los chicos, de Mario, Rubén y Alvaro.

¿Qué hiciste durante tu estadía en España?

—Hice de todo. Incluso en septiembre hicimos un show en Palma de Mallorca con Los Nocheros. Estuve en Barcelona, Valencia, Venecia, Lisboa, anduve por muchos lugares. Me faltó Ibiza, pero creo que si iba no volvía, porque la joda ahí es muy picante. Allá hay fiesta desenfrenada las 24 horas, hay que tener aguante.

¿Vos te bancás toda la noche despierto?

—Sí, me gusta mucho salir a la noche y por eso he quedado así también, porque desde hace muchos años que viajamos sin dormir. Me engancho en asados, fiestas y después el cuerpo te pasa factura. Me encanta volarme la cabeza cuando estoy afuera y nadie me conoce. Acá en Argentina somos muy prejuiciosos, y por eso cuando salimos afuera nos sacamos las caretas.

¿Extrañaste?

—No, soy muy desarraigado. Desde chico necesito salir de los lugares donde paso mucho tiempo. En España es muy distinto, la gente no se junta tanto, son más estructurados, pero yo sabía cómo eran las cosas y que había ido a relajarme. El Mundial de fútbol también lo viví allá, veía los partidos con amigos de Barcelona.

Dicen que cuando uno se aleja de las cosas las ve con mayor claridad, ¿cómo te viste a vos y al país desde el viejo continente?

—¿Sabés qué pasa? Yo no me fui a encontrarme conmigo mismo. Lo mío era cansancio literal. Al país lo seguí viendo como lo veía desde acá: un país descontrolado y sin límites. Nos estamos masacrando entre nosotros. La imagen que tienen de nosotros es patética, es mucho peor de la que imaginaba, los políticos está todos desacreditados. Entonces eso me pone mal. Con Los Nocheros viajamos mucho por Latinoamérica y sabemos cómo nos ven desde afuera. Lo que pesa muchísimo es la educación y el respeto entre nosotros, cómo se mata gente inescrupulosamente y sin justicia. Eso lo vi antes de irme, mientras estaba afuera y ahora cuando volví. Por supuesto que desde afuera también hay una bajada de línea de los medios que hacen que todo se vea peor o que se minimice. No vi nada distinto de cuando me fui. Volví con la energía renovada pero sigo pensando y viendo lo mismo.

Volviste justo en un momento en el que el país está convulsionado y se viene el año electoral...

—Hace mucho que no tenemos un momento de paz. Me han pasado muchas cosas en este país con respecto a la inseguridad y los secuestros. No me hizo mal volver, me hizo mal venir. Porque allá tenía una tranquilidad como si nada pasara y la verdad es que no tendría que pasar nada. Estaba muy feliz y tranquilo allá con mi hijo sin la paranoia que se vive acá. Esa parte me costó. Era mucho tiempo el que me fui para descansar, pero muy poco tiempo para que cambie algo en la política. La política agresiva que nos está dividiendo se asemeja a las peleas de parejas; en vez de decirse lo mejor que tienen, se dicen lo peor, entonces no gana ni crece nadie. Nadie dice qué va a hacer sino lo que el otro hace mal. Creo que este año va a ser concluyente para los siguientes diez o quince años de la Argentina. Me llamó mucho la atención la parte económica; me fui con la gaseosa a diez y cuando volví estaba 30. ¡Una locura!

Estuviste 180 días seguidos sin cantar...

—Sí, ¡es mucho! Nunca estuve tanto tiempo seguido sin cantar. Ahora parezco Pavarotti, tengo la voz fresca y estoy con muchas ganas. Desde que volví estoy ensayando el disco "Trío" que sacaron los chicos en formato de trío mientras yo no estaba. Me gustó mucho cómo quedó el disco de los chicos. Cuando volví estaba todo encaminado como los chicos me habían dicho. Me gustó volver y que me reciban como si nunca me hubiese ido. Parece que el tiempo no pasó y para mí sí pasó, y fue muy importante.

¿Cómo va a ser la presentación en Rosario?

—Estamos presentando el disco de trío los cuatro. Tenemos armonías cerradas y trabajadas así que no podía sumarme así nomás. Mario desarmó el trío, armó el cuarteto y ensayamos mucho. Para mí suena mejor en cuarteto, en trío no suena bien (risas). Digo esto porque sino los chicos se van a dar cuenta de que podían seguir los tres solos sin mí y eso no me conviene. Vamos a dar un show contundente. Estamos con toda la energía, con canciones nuevas de este disco que anda muy bien. Estoy muy agradecido a toda la gente que me estuvo esperando. Vamos a hacer un concierto de previa del día de los enamorados. Rosario es el primer público del que nos enamoramos y no nos soltamos más.

Kike Teruel, de Argentina a España sin escalas

Los Nocheros surgieron en 1986 y se consagraron definitivamente en 1994 en el Festival de Cosquín. Durante su larga trayectoria, alcanzaron el récord de 2,5 millones de discos vendidos tan sólo en Argentina. A la fecha, llevan editados un total de 16 álbumes que han sido galardonados con 24 certificaciones de Platino, otras tantas de Oro, y 2 Discos de Diamante por “Signos” y “Señal de Amor” al vender más de 500 mil copias el primero y 250 mil el segundo. Sin dudas, se trata de un grupo prolífico de folclore argentino. Y para Kike Teruel (foto) el año sabático no fue la excepción, ya que también se dedicó a componer durante su estadía en España con su guitarra que siempre lo acompaña. “Compuse una canción para mi hija que empezó una serie en Salta”, contó Teruel que también aprovechó para disfrutar de la música argentina. “Abel Pintos me invitó a ver un concierto de él en Valencia, la pasé muy bien”, destacó Kike.  Al mismo tiempo, contó que se tuvo que adaptar a los horarios europeos: “Allá todos se acuestan temprano, y nosotros recién arrancábamos a las diez de la noche, así que había que cantar despacito”.

Comentarios