País
Sábado 21 de Noviembre de 2015

"Kirchner nunca habría tolerado la conducta de su mujer"

El diario ABC de España, en su versión digital, le realizó una entrevista al juez federal Claudio Bonadío, en el centro de l escena política luego de sus últimas investigaciones a hechos de corrupción del gobierno kirchnerista. Según el medio ibérico, Bonadío es "el magistrado más incómodo de un Gobierno que termina bajo el síndrome de la corrupción". La nota aparece este sábado publicada en ese portal.
A continuación, la entrevista completa:

<<El martes ordenó registrar las oficinas del Banco Central. Hace cuatro meses envió a la Policía Metropolitana a incautarse de computadoras y documentación de Hotesur, la sociedad que gestiona hoteles de la presidenta de Argentina y a la que pertenece su hijo Máximo Kirchner. El año pasado procesó al vicepresidente, Amado Boudou, por falsedad en documento público al intentar estafar a su ex mujer durante el proceso de divorcio... Las causas judiciales que salpican al Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner se acumulan sobre la mesa del juez federal Claudio Bonadío, el magistrado más incómodo o peligroso de un Gobierno que termina bajo el síndrome de la corrupción.

Indomable frente al poder de esta década Bonadío se ha convertido en algo muy parecido al símbolo de la resistencia judicial frente a los intentos de atropello del Ejecutivo. «Me queda grande el título», observa con media sonrisa. No debe ser tan cierto cuando la ONU le pidió al Gobierno garantías por su seguridad.

De las causas en proceso de investigación el juez se abstiene de hablar, de las otras, lo hace con detalle.

En su despacho de Tribunales de Commodoro Pi (Buenos Aires), el juez recibió amenazas y leyó su nombre entre los de políticos, miembros del Poder Judicial, periodistas y hasta artistas cuyos teléfonos, según una denuncia de las diputadas de la coalición Cambiemos, Laura Alonso y Patricia Bullrich, estaban intervenidos. «Es desagradable verte en una lista pero siempre supuse que me estaban escuchando», comenta antes de observar, «un comisario de la Policía Federal me dijo en una ocasión: tengo la forma infalible de prevenir las pinchaduras de teléfono, no hable. No falla», comenta con sorna.

El Gobierno se refiere a usted como si fuera un miembro de la oposición.

Yo no soy antikirchnerista. Investigué a cuatro secretarios privados de la presidenta y los cuatro quedaron sobreseídos porque no pude probar que se enriquecieran ilicitamente. Actué y actuó como lo que soy: un juez.

En Argentina la independencia del Poder Judicial está en tela de juicio y no son pocas las causas que afectan al Gobierno sobre las que otros colegas suyos pasan de puntillas.

Como en todo, hay gente que le encanta quedar bien con el poder y sí, tenemos jueces que hacen cosas que yo no haría. Pero si el expediente da, da. No importa si el que está en él es un homelesss o el hijo de la presidenta. Lo que manda es la prueba. Ahí está la independencia.

Usted recibió amenazas después de que Jorge Asis, ex candidato y bloguero, publicara que su vida corría peligro por investigar a la Presidenta y a su hijo en la causa Hotesur.
Fue medio cinematográfica. Sucedió después de la muerte de Alberto Nisman (el fiscal que procesó a la presidenta y colaboradores suyos por complicidad terrorista), en enero. Dejaron un papelito doblado bajo la puerta hecho con recortes de publicaciones. Ponía: “Señor Juez, Asis tenía razón, -perdón por esto-, la yegua (la presidenta) lo mandó matar. Cuide a su hijo porque le están armando una causa de drogas en la plata, Morón o San Isidro (localidades de Buenos Aires). Cuídese”. Los diez días siguientes, me hicieron diez denuncias penales por las cosas más insólitas y me quitaron la causa de Hotesur (la del Hotel Alto Calafate de la presidenta).

¿Con qué argumentos le retiraron el expediente?

La defensa (de la familia Kirchner) dijo que era un exceso de mi parte que investigara los vínculos de las empresas envueltas en la denuncia pero es falso. El fiscal Carlos Stornelli pidió que se investigaran las irregularidades y los vínculos de esas empresas. Por esa razón, yo estaba obligado a investigar y eso fue lo que hice. No fue una decisión propia sino consecuencia del requerimiento de Stornelli. Por ese motivo, me desplazaron y ahora la causa la tiene otro juez.

Además de las irregularidades administrativas y fiscales de la empresa, ¿investigaba operaciones de lavado de dinero?

Para poder responder necesitaría hacer la pericia contable que confirme si hubo un tráfico de divisas no justificado, sin contraprestación. Disponíamos de indicios que demostraban que así era pero al apartarme de la causa quedó pendiente.

¿Qué indicios tenía?
Le doy un ejemplo, Lázaro Baez (empresario,amigo y presunto testaferro de Néstor Kirchner) tiene en Río Gallegos una gasolinera que reservaba y pagaba 50 habitaciones en el hotel Alto Calafate (ambas ciudades patagónicas están a más de 300 kilómetros)... No tiene sentido. Como ésta, había una serie de inconsistencias en los balances importantes. Sobre todo, en el crecimiento de la facturación bruta de un año a otro. Los peritos nos dijeron que necesitaban la documentación y por eso fuimos a Calafate, Rio Gallegos, Comodoro Rivadavia y Capital Federal. La encontramos, estaba en las computadoras. Una pertenece a máximo Kirchner pero había mas.

¿Se puede dar el asunto por cerrado?

Muchos dicen que la causa se va a caer pero el 80 por ciento de la prueba están en registros públicos, contables, de bancos, balances, documentación que tiene que guardar la empresa, registros impositivos que tiene la Afip (Hacienda). Esto permite hacer la pericia en cualquier momento… Hoy, el año que viene, dentro de cinco años… Solo es cuestión de que alguien tome la decisión de hacerlo.

En enero se cumple un año de la muerte del fiscal Alberto Nisman y aún no se sabe cómo se produjo. ¿No le parece raro?

Quiero ser muy riguroso. No puedo opinar de algo que no leí ni la hoja uno del expediente pero, según lo que publican los diario, hay cosas que no entiendo. Cuando uno detiene a un tipo que vende droga en la calle lo primero que hace es abrirle el teléfono y mirarle los mensajes porque seguramente en ellos habrá: tráeme tanto de esto etc. Está Nisman muerto, están la computadora y sus dos teléfonos y no se incautan ni se revisan en el momento... Es algo que no se entiende.

Veintena de causas

¿Cuántas causas tiene que afecten al Gobierno?

Que afecten a la Administración o funcionarios públicos, debe haber un veintena.

El vicepresidente, Amado Boudou, está procesado por apropiación indebida de la imprenta de papel moneda y…

Esa causa está en manos del Juez Ariel Lijo. La que yo tengo es por inscripción con papeles adulterados de un automóvil que Boudou compró. Lo hizo para defraudar a su primera y única mujer legal que ha tenido. El objeto era dejar fuera el automóvil del acervo matrimonial para no dárselo a la señora. Es una profesora de danza que vive en Italia en este momento. Su abogado mostró papeles de la boda y del divorcio porque el vicepresidente llegó a declarar que no estaba casado. Ahora está procesado, elevado a juicio y a la espera de fecha de su celebración.

Dos miembros del Consejo de la Magistratura denunciaron que el Gobierno les pidió su destitución a cambio de entregar la de el juez Norberto Oyarbide, cuestionado por corrupción y favorecer a la familia Kirchner

Son dos ex consejeros que terminaron su mandato el año pasado, Alejandro Fargosi y Daniel Eduardo Ostropolski. El primero pedía el juicio político de Oyarbide, le ofrecieron votar a favor si él votaba el mío.

Preocupación de la ONU

La ONU le pidió al Gobierno de Cristina Fernández que garantizara su seguridad y manifestó su preocupación por el homicidio de Nisman.

Es una resolución conjunta de tres relatores especiales de Naciones Unidas, el de Independencia judicial, el de Tortura y el de Libertad de Expresión. Presentaron un escrito al Gobierno argentino manifestando sus inquietudes y preocupación. El gobierno ninguneó el requerimiento. Como respuesta, adjuntó fotocopias de la denuncia de las amenazas.

¿Alguna vez antes estuvo tan divido el Poder Judicial? ¿Ahora hay hasta una facción oficialista que se llama justicia legítima?

Siempre hubo líneas, agrupaciones diferenciadas pero «la grieta» que ha partido la sociedad no tiene por qué no partir el Poder Judicial. Lo que pasa es que esta grieta es más ideológica y no se veía en Argentina desde hace muchos años. Ese escenario es posterior a la muerte de Néstor Kirchner… Estoy convencido de que la presidenta perdió al jefe político y la brújula. Kirchner nunca le habría permitido hacer las cosas que ha hecho

Hubo una campaña encabezada por la presidenta para que el Consejo de la Magistratura declarara, por su edad, incapaz a Carlo Fayt, juez de la Corte Suprema de 97 años (presentó su renuncia con fecha del 11 de diciembre, el día siguiente al fin del mandato de Cristina Fernández)

Venganzas pequeñas de mentes pequeñas. El Consejo no termina de entender nunca que un cuadrado no entra dentro del círculo. Lo único que lograron fue el repudio generalizado.

«Que nos dejen trabajar tranquilos»

La sociedad tiene la sensación de que en Argentina no hay justicia. ¿Deberían hacerse una autocrítica los jueces?

Claramente hay que hacerse una autocrítica pero no solo los jueces. Hay que encontrar el modo de reformar el sistema para que el servicio de justicia funcione, para que la gente lo sienta así. Entonces, la sociedad argentina va a dejar de percibir la justicia como una situación anómala.

¿Que esperan los jueces del próximo gobierno?

Que nos deje trabajar tranquilos. No somos extranjeros que venimos a trabajar acá. Somos un poder del Estado. Que se ocupe de sus asuntos y nos dejen hacer lo que tenemos que hacer.

¿Existe un verdadero Estado de Derecho en Argentina?

La debilidad de la democracia y el Estado de Derecho en Argentina están relacionadas con la fragilidad y juventud del proceso democrático.>>
Fuente: abc.es

Comentarios