San Rafael
Lunes 20 de Abril de 2015

La anciana encontrada en estado de abandono vivirá en un geriátrico

La mujer permanece en el hospital Schestakow hasta que otras dos sobrinas la muden a un geriátrico. Una orden judicial obliga a la limpieza de su vivienda. 

Marcelo Schmitt
unosanrafael2012@gmail.com

María Angélica Palermo Calle (80), la ex docente que fue encontrada en su vivienda de calle Avellaneda al 200 en total de estado de abandono, se recupera en el área de Clínica Médica del hospital Schestakow, donde permanece internada desde hace dos semanas.
En este contexto, en la Justicia se han iniciado dos causas, una en el Juzgado de Faltas vinculada a la insalubridad en el domicilio y la otra en el Tercer Juzgado de Instrucción, que se ha declarado competente para investigar un presunto “abandono de persona”.
La causa radicada en el Juzgado de Faltas a cargo de Oscar De Diego ya ha tenido algunos avances. En ese sentido el magistrado ha ordenado un plazo de 10 días para hacer la limpieza de la vivienda, una tarea que asumió una amiga de la anciana.
También citó a declarar a la sobrina que estaba encargada de cuidarla, quien se abstuvo de declarar y quedó imputada por infringir el artículo 110 (acumulación de basura) del Código de Faltas, que tiene una pena de hasta 30 días de arresto.
Asimismo, De Diego recibió a otras dos sobrinas de María Angélica que se van a hacer cargo de la mujer y la van a trasladar, una vez que sea dada de alta, a un geriátrico.
En la entrevista, estas dos mujeres sostuvieron que “ella (por la otra sobrina) era la encargada de cuidarla pero nunca nos dejó entrar a la vivienda”.
Lo mismo sucedió cuando comenzó la investigación policial tras denuncias de los vecinos que sentían mal olor y suponían que algo le había pasado a la mujer. A partir de la negativa de esa sobrina, desde el Juzgado de Faltas, que en ese momento subrogaba Andrea Medaura, salió la orden de allanamiento a la propiedad.
Tamaña sorpresa se encontraron los policías que tuvieron que llamar  a los bomberos, que con equipos especiales rescataron a la anciana. Es que el olor nauseabundo de la materia fecal de varios gatos y perros, no menos de 20, y la comida en descomposición volvieron el ambiente irrespirable.
En cuanto a la denuncia penal en el juzgado de Instrucción, su titular se ha declarado competente y ordenaría en los próximos días una serie de pericias para avanzar en la causa.
Respecto a la situación clínica de la señora Palermo, desde el hospital Schestakow mencionaron que “se recupera lentamente del shock traumático que sufrió al estar postrada en una cama rodeada de desperdicios y sin atención médica”.

Comentarios