Política
Martes 13 de Septiembre de 2011

"La Argentina va a perder un importantísimo ecosistema por las políticas de Mendoza"

Lo advirtió el titular del Tribunal Latinoamericano del Agua, que juzgará el conflicto que Mendoza mantiene con La Pampa por el Río Atuel. Apuntaron con dureza contra Frigerio, el titular del Departamento General de Irrigación.

Por Javier Polvani

El presidente del Tribunal Latinoamericano del Agua (TLA), Javier Bogantes, consideró que es una “gran injusticia” el manejo del agua del Río Atuel que hace Mendoza en perjuicio de La Pampa. El organismo multinacional juzgará mediante una audiencia pública el caso, por una denuncia de la provincia vecina, aunque el fallo que emita no será vinculante “Mendoza deberá enfrentar la presión de una mirada internacional sobre el manejo claramente injusto que hacen del agua”, advirtió Héctor Gómez, titular de la Fundación Chadileuvú, demandante en el tribunal multinacional.

Así lo informó el diario porteño Página 12, tras recorrer por el aire con el presidente del TLA y algunos protagonistas de la discusión desde la vecina provincia la zona pampeana en donde se notan las consecuencias del manejo del agua del Atuel, que empezó a manipularse desde la concreción del sistema Nihuiles. “La desertificación va a seguir aumentando porque se trata de una zona semiárida que está perdiendo la potencialidad hídrica”, concluyó Bogantes.

El especialista dijo que el problema “ya no es sólo de Mendoza o de La Pampa. Es la sociedad argentina la que va a sufrir la pérdida de un importantísimo ecosistema, que está siendo vulnerado por una política específica de Mendoza”. Y la ONG denunciante advirtió que: “Pedimos que devuelvan a La Pampa el caudal mínimo fluvio-ecológico que permita la viabilidad del sistema, para recuperar los humedales y tener la posibilidad de un área productiva”.

Mientras el presidente de la Departamento General de Irrigación, Eduardo Frigerio, prepara su defensa para el jury de enjuiciamiento que analizará su situación al frente del organismo, desde La Pampa se incrementó la presión por la aplicación de un acuerdo para compartir el agua del río Atuel, que firmó Celso Jaque con el gobernador pampeano Oscar Jorge, en 2008.

El TLA es autónomo e independiente. Está compuesto por nueve miembros, entre juristas, técnicos y científicos. La próxima audiencia pública de juzgamiento se realizará el año que viene en la Universidad de Buenos Aires. Este órgano se ocupa de fallar en conflictos que tienen el agua como fondo en todo el continente y sus sentencias, aunque no son vinculantes, determinan el destino de los conflictos en los que interviene debido al prestigio que se ha forjado en su trayectoria.

Jurídica y técnicamente, Mendoza siempre se impuso a La Pampa a la hora de demostrar la potestad sobre las aguas del Atuel. Pero, en el 2008, el gobernador Jaque firmó un compromiso con su par pampeano, según el cual nuestra Provincia debía cederle cinco metros cúbicos de agua por segundo a La Pampa. En la firma participó también el Gobierno Nacional representado por los Ministerios del Interior y de Planificación Federal

El convenio nunca fue tratado por la Legislatura mendocina (la Casa de las Leyes pampeana lo ratificó rápidamente) porque quedó cajoneado en Irrigación. Frigerio, también creó un compromiso con La Pampa al prometerle a ese gobierno que apuraría la aprobación legislativa para antes de fin del año pasado, algo no cumplió.

“Durante casi dos años nos quisieron infructuosamente convencer de que el convenio no era ratificado porque la mayoría opositora a Jaque en la Legislatura se rehusaba a hacerlo, cuando en realidad fue el Departamento de Irrigación el que se apropió del documento, lo guardó con celo y nunca lo puso a consideración de los legisladores mendocinos”, denunció en enero el diputado de La Pampa Martín Berhongaray, presidente de la Comisión de Ríos Interprovinciales, de la Legislatura provincial.
 

Comentarios