Deportes
Sábado 01 de Agosto de 2015

La "atleta del colectivo" se retiró de la Selección por un triste motivo

La deportista argentina, que causó una revolución al ser fotografiada en un micro recién llegada de los Juegos Panamericanos, dio un paso al costado y lo anunció con una carta abierta.

Su nombre es Paula Alejandra Reggiardo y fue conocida por todos los argentinos, no por representar al país de gran manera en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, sino por una simple foto tomada en un colectivo que nos intrudujo en una profunda reflexión respecto del trato para con nuestros atletas. 
Reggiardo, jugadora de la Selección argentina de básquet, decidió dar un paso al costado del seleccionado nacional tras aquel torneo y lo comunicó a través de una carta abierta en la que confesó los tristes motivos que la llevaron a tomar semejante medida.

Comparto con ustedes la nota de mi retiro de la selección, para evitar malos entendidos y que sepan de parte mía el porque de dicha decisión.
De ahora en adelante seré una FAN más de LAS GIGANTES.

Sr Federico Susbielles
Interventor CABB

Por medio de la presente me dirijo a Ud o a quien corresponda, porque decidí retirarme de la Selección Argentina, finalizados los Juegos Panamericanos de Toronto. El motivo de esta carta es hacerlo de un modo más formal y explicando los motivos que me llevaron a tomar esta decisión. 
El día previo a viajar a los JJ.PP., el cuerpo técnico me desafectó del seleccionado, aduciendo que no podía mantener cierto nivel en los entrenamientos, por no encontrarme bien físicamente. Aclaro que esta noticia se me informó después de un entrenamiento que no realicé, ya que estaba cuidándome de una contracura en el músculo psoas. Con el médico y kinesiólogo coincidimos en que no sería bueno forzar en ese momento la lesión, ya que podía ser cada vez más fuerte y luego para recuperarla me hubiese llevado días, en vez de ese único entrenamiento como de hecho fue.
Luego de que me informan esta desagradable noticia, se me aclara que no sabían si podían reemplazarme y que en el transcurso de la tarde me lo informarían. No sólo no se me dijo nada y entrené por la tarde como si nada hubiese pasado (luego de llorar toda la siesta de impotencia), sino que después del entrenamiento en la charla de cierre me dicen: Con respecto a lo de la mañana, hacé como si no pasó nada. Las 9 hs de angustia no parecían haber tenido importancia.
Como priorizo siempre la Selección y los colores por sobre mi persona, tomé la decisión de viajar, y no dejar al equipo con 11 jugadoras. Prioricé compartir un torneo increíble como lo era una juego panamericano, intentar disfrutar de una de las cosas que más feliz me hacen en el mundo y es jugar al básquet. Y párrafo aparte, compartir con este grupo increíble de compañeras que son GIGANTES dentro y fuera de la cancha y de las cuales tengo la suerte de ser amiga de muchas de ellas. Estaba convencida de que iba a sumar, por eso es que me dije, que si mi actitud no iba a ser positiva, tendría que quedarme.
Luego, en el torneo propiamente dicho, cuando veo que en el primer partido jugué menos de tres minutos y en el segundo menos de cuatro, terminé de darle forma a esta idea que tenía en mi cabeza desde lo ocurrido en el CeNARD, de que éste sería mi último torneo con la Selección. 
Esta decisión, hizo que los próximos dos partidos (en los cuales si tuve más minutos y hasta salí de titular), pueda disfrutarlos y tomarlos como mi despedida. Mi último himno mirando la bandera fue en el partido contra Puerto Rico y será imborrable ese momento para mí.
Resumiendo el motivo de la renuncia es que hoy a los casi treinta y un años, no elijo postergar muchas cosas como lo hice, lo hacen y seguirán haciendo mis compañeras, por algo que hoy no me gratifica tanto como si lo fue en otros momentos. No creo haber sido merecedora de la desagradable situación que me tocó vivir en el CeNARD, porque mi comportamiento y dedicación para la Selección durante tantos años fue intachable y de mucho compromiso.
Sin más me despido agradeciendo a la Selección los hermosos años que me dio y quedo a su disposición.
Att. Paula Alejandra Reggiardo.

Comentarios