San Rafael
Domingo 06 de Diciembre de 2015

La Cámara civil rechazó un pedido de desalojo

La Primera Cámara en lo Civil de San Rafael resolvió rechazar el pedido de desalojo inmediato interpuesto por una mujer que se encadenó el 23 de noviembre frente al Palacio de Tribunales.
El recurso fue presentado por Arminda Torres que está en conflicto con la inmobiliaria Riéffolo porque según ella alquiló su inmueble sin su consentimiento. En ese sentido, la cámara confirmó el fallo de la jueza Monica Cubillos que entendió que el pedido carecía de fundamentos porque no hay incumplimiento del contrato ni del pago del alquiler.
Sin embargo, en su fallo, la cámara aceptó el recurso de queja de la defensa de Torres que impugnó la decisión de Cubillos de declararse incompetente y devolvió la causa a su origen para que se siga investigando.
Es decir que la Cámara Civil no hizo lugar al recurso del denunciante, denominado "adelantamiento de tutela", y confirmó que no hay fundamentos para ejecutar un desalojo inmediato en perjuicio de los inquilinos que tienen un contrato firmado y han pagado puntualmente el alquiler.
De esta manera, Torres deberá esperar a que el juzgado de origen investigue el hecho y resuelva o no el desalojo
La causa se inició cuando Arminda Torres regresó a San Rafael tras viajar a Chubut para asistir a su hijo que estaba internado. Allí desconoció la operación de la inmobiliaria porque su firma no estaba en el contrato de alquiler.
El titular de la inmobiliaria Mauro Riéffolo rechazó en su momento la versión de la denunciante y señaló a Diario UNO de San Rafael que “fue ella quien en enero se acercó con intenciones de alquilar la propiedad ya que debía viajar al sur por razones de salud de un familiar”.
Luego, agregó, "fue Torres quien incluso antes de partir al sur abrió las puertas de su casa para que este matrimonio la visitara antes de alquilarla y nunca rechazó los pagos".

Comentarios