Política
Domingo 25 de Septiembre de 2011

La campaña también se juega en la calle con cartelería

Los candidatos con menos recursos apuestan a los medios de publicidad callejeros para contrarrestar a los “grandes”. La pelea entre los primeros 

La mayoría de los candidatos a intendente de San Rafael tiene la calle como principal aliado a la hora de captar votos.

El viejo y nunca bien apreciado panfleto y los carteles en la vía pública sumados a las trafics con parlantes son los medios más comunes en todos los aspirantes a la intendencia, más allá de algunas acciones particulares que algunos encaran para ganar adeptos entre los votantes sanrafaelinos.

La estrategia de los “pobres”

Entre los candidatos con menos espalda partidaria y menos recursos la estrategia callejera o del boca a boca se vuelve prácticamente la única opción a la hora de la campaña.

Dositeo Páez, candidato del Frente Amplio Progresista, que lleva a Hermes Binner como aspirante a la presidencia de la Nación y a Oscar Santarelli como postulante a gobernador, contó cuáles serán las fichas que moverán para sumar sufragios.

“Somos la estructura política más pobre en lo que hace a campaña publicitaria, nos haremos conocer por el método tradicional, que es el volante, tenemos equipos de altoparlantes pero creemos que al vecino no hay que molestarlo”, señaló anticipando que no usarán ese método de publicidad móvil que en estos días sí han usado con frecuencia, por ejemplo, los candidatos radicales con una trafic de color rojo que promociona al candidato a intendente Mario Salomone y a gobernador a Roberto Iglesias.

Páez anticipó que usarán los minutos legales que tienen disponibles en la televisión todos los partidos. “Los ciudadanos tienen que conocer quiénes son los candidatos, qué hacen y no hacen en su vida privada”, arengó antes de sentenciar que en su partido son “hombres y mujeres de Estado que se preocupan por la cosa pública, hoy chino básico para la mayoría de los candidatos”.

Otro de los candidatos a intendente con menos recursos, Juan Carlos Llanos, del partido Unión Popular, que lleva a Eduardo Duhalde como candidato a presidente, señaló que la estrategia es hacer vincularse a las instituciones, de donde él proviene.

“Nosotros –expresó– estamos basados en la familia y en las instituciones, trabajamos en sectores como la Cámara de Turismo, de Comercio, Sociedad Rural, pequeños productores, asociaciones familiares, evangélicas, cristianas”.

La jugada de los “ricos”

Por el lado de los aspirantes con más recursos y que tienen el respaldo de estructuras partidarias más grandes o conocidas, como el intendente Emir Félix, el abogado Enzo Orosito (del espacio de Alberto Rodríguez Saá) y el radical Mario Salomone, las estrategias son variadas.

Por el lado del actual intendente, que apoya a la presidenta Cristina Kirchner, por ahora no ha hecho movimientos públicos vinculados a la campaña.

La aceptación de la gestión y la inauguración para octubre de varias obras municipales, como la Rotonda de la Bandera, serán seguramente algunas de las piezas claves del oficialismo, más allá de que se trata de obras que son parte de la gestión. Además, quedará pendiente la inauguración de una de las obras símbolo de la ciudad, la terminal, ya prácticamente terminada y que seguramente se hará luego de las elecciones.

En Compromiso Federal, la gente de Orosito confía en sus propuestas y en la buena imagen de Rodríguez Saá en Mendoza, donde quedaron segundos en las primarias. Entre sus múltiples propuestas se destacan muchas vinculadas al “modelo San Luis”.

Algo similar pasa con la UCR, donde tienen fe en el resultado a nivel provincial que puedan conseguir con Roberto Iglesias como candidato a gobernador y el arrastre que ese resultado les pueda generar a nivel local.
 

Comentarios