Política
Lunes 21 de Noviembre de 2011

La Cámpora marcó la cancha a los gritos en un acto de todos los partidos en el teatro Independencia

Los militantes de la agrupación liderada por Máximo Kirchner vociferaron sus consignas a mandíbula batiente. Hubo abucheos para el intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo.

Por Javier Polvani

En un teatro Independencia colmado, los militantes de la agrupación La Cámpora no se perdieron la oportunidad de marcar diferencias con el resto de la concurrencia al acto de entrega de diplomas a los candidatos electos el 23 de octubre. En todo momento, desde la barra superior y frente al escenario, los camporistas saltaron y rompieron las reglas bajadas por el locutor hasta desobedecer un pedido de silencio más o menos masivo surgido desde las gradas cuando comenzaron los acordes del Himno Nacional Argentino.

Los jóvenes militantes de la agrupación apadrinada por Máximo Kirchner tararearon la introducción del Himno, como lo hace el público del fútbol y otros deportes que convocan a compatriotas, ante el disgusto de muchos asistentes que pretendían un mayor acartonamiento para la ceremonia. El tarareo camporista subió de volumen con el avance de la canción patria, lejos de las expectativas del resto de la concurrencia que permaneció callada y en postura solemne.

A hacer barra por los candidatos oficialistas, además de la Cámpora, se hizo notar el MUP, liderado por Mariano Maure, y otras organizaciones anidadas en el Frente para la victoria.

El gobernador electo Francisco Paco Pérez fue el último en llegar al teatro Independencia. Arribó en compañía de su esposa y los dos hijos de la pareja un rato después que su compañero de fórmula, el vicegobernador electo, Carlos Ciurca.

Abucheos para Cornejo

De la oposición, el intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo, fue el personaje más notorio y aguantó estoico algunos abucheos y todo lo que le dijeron al entrar el Independencia con las inmediaciones plagadas de militantes peronistas. Y le cantaron cuando subió al escenario: "Che Cornejo botón sos amigo de Cobos", ante la mirada reprobatoria del mismísimo Paco Pérez.

Aquí no sólo la Cámpora dio la nota, sino también la muchedumbre militante del PJ, que saltaba en el teatro -protegido por su valor patrimonial- al son de "el que no salta es radical, el que no salta es radical".

El acto, que pertenecía a todos los partidos, cerró con la entonación de la Marcha Peronista.


 

Comentarios