Política
Viernes 04 de Diciembre de 2015

La Casa de Gobierno de Mendoza está "on fire" y ardió en reclamos

Las últimas horas de Paco Pérez como gobernador son un desfile de estatales que piden sus pases a planta incumplidos e intendentes que buscan cobrar millones atrasados de la coparticipación. 

Por Paola Alé
ale.paola@diariouno.net.ar
Un caos. Eso fue lo que se vivió este jueves a la mañana en la Casa de Gobierno de Mendoza y lo que se vive prácticamente en los últimos días de Francisco Pérez como gobernador. Cuatro intendentes –dos de ellos de comunas peronistas– y un grupo de gremialistas de ATE, Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) y del Sindicato de Trabajadores Autoconvocados (Sitea) confluyeron en el edificio de calle Peltier para reclamar pagos y pases a planta atrasados.
En tanto, oficialmente no hubo explicaciones y nadie habló con respecto a lo que estaba sucediendo en la sede del Ejecutivo. Sólo pudo verse a Gendarmería apostada en las inmediaciones y custodiando los ingresos. Voceros del gobernador explicaron que la única información que se brindaría sería el cronograma de pagos salariales para darles tranquilidad a los estatales.
Los tres intendentes que fueron a reclamar ayer a Pérez quieren que se les cancele, principalmente, la deuda que el Gobierno mendocino tiene con sus departamentos en carácter de coparticipación.
En ese concepto, el justicialista Carlos López Puelles –cuestionado y ahora investigado intendente de Luján de Cuyo– fue a pedir que le liquidaran $35 millones; Evelyn Pérez –intendenta interina de Guaymallén– reclamó $30 millones, y un enviado de Jorge Difonso, el cacique comunal de San Carlos, reclamó $20 millones.
En tanto, Sergio Salgado, el reelecto intendente de Santa Rosa, se mostró furioso con el ministro de Salud, Oscar Renna, porque desde el 20 de octubre retiene un expediente para que le cancelen una deuda de $12 millones que él ha invertido en servicios de salud que le corresponden a la Provincia según su propio testimonio.
En los tres primeros casos se les adeuda coparticipación, lo cual es ilegal, porque este beneficio se les paga cada 15 días a los departamentos y hay casos en los que ya deben tres de estos períodos (todo noviembre y la primera quincena de diciembre).
Cada uno de ellos enfrenta situaciones complejas en sus comunas. Quizás los panoramas más sombríos sean los de Guaymallén y Luján de Cuyo. En el primer caso, porque se acompaña de una conflictiva situación judicial del ex intendente a cargo, Luis Lobos, acusado de malversación de fondos públicos (ver aparte).
López Puelles, por su parte, manifestó que en Luján todavía no cobran 2.000 trabajadores y que lo único que ha conseguido hasta el momento es que Mendoza le aporte $10 millones; le resta recibir $25 millones.
El massista Difonso, por su parte, aseguró que a él le deben $20 millones de coparticipación y otros ítems (como fondos de soja y regalías) y que si bien no tiene sueldos atrasados, durante este mes debe cancelar salarios y aguinaldos, que alcanzarían los $8 millones.
La intendenta interina de Guaymallén consiguió $9,5 millones para pagarles a las clases iniciales. Los otros $20 millones por ahora no pueden ser abonados.
Gremios en lucha
Los sindicatos que se presentaron en Gobierno ayer fueron tres: ATE, UPCN y Sitea. Los primeros dos piden el pase a planta de los trabajadores de la Subsecretaría de Trabajo, específicamente inspectores que trabajan en negro. El acuerdo paritario especificaba que tenían que pasar a fines de noviembre y eso nunca ocurrió.
Por otra parte, 50 operadores terapéuticos del ex COSE, nucleados en Sitea, aseveraron que les habían prometido pasarlos a planta en forma escalonada, a partir del 30 de noviembre, y tampoco se cumplió. Su vocera, la delegada Ángeles Herrero, aseguró: “Tenemos miedo, está la Gendarmería en actitud de represión, pero sabemos que hay que reclamar por los pases a planta. El Gobierno se había comprometido a blanquear a la primera tanda de 20 el 30 de noviembre como fecha límite. Luego, 15 más pasarían en febrero y los últimos en mayo. Pero como no se cumplió con los primeros, Sitea decidió accionar”.
En el medio, ocurrió una situación poco clara protagonizada por el subsecretario de Trabajo, Mauricio Guzmán, que según denunció a los medios el próximo ministro de Gobierno, Dalmiro Garay, estaba intentando forzar una cerradura para sacar los expedientes que habían quedado bajo llave y que pertenecían a los trabajadores que reclamaban. El futuro funcionario de Alfredo Cornejo pidió a la guardia de la Casa de Gobierno que resguardara los bienes del Estado.
También los maestros de SEOS (Servicios Educativos de Origen Social) concurrieron a protestar por una situación similar. En carácter de respuesta recibieron una comunicación escueta de la directora general de Escuelas, María Inés Abrile de Vollmer, que se comprometió a dar una solución pero no lo dejó por escrito. Así se lo explicó a Canal 7 Monserrat Cruz, delegada de los SEOS.
Pago escalonado
►Docentes.
El Gobierno de Mendoza informó que este viernes se acreditaban los salarios de la nómina completa de los docentes (hasta ayer no había cobrado ninguno).
►Salud y otros. Además se abonarán las órdenes de pago del personal que cobra por ventanilla y los haberes del personal de Salud con sueldos de hasta $14.100.
►Municipios. Desde el Poder Ejecutivo también se comunicó  que ayer se efectuaron transferencias correspondientes a la coparticipación municipal.
 

Comentarios