Zona sur
Martes 12 de Julio de 2016

La Comisaría 26 de Villa Atuel pasará a depender de la Policía de Alvear

Cambio. Básicamente es por una cuestión de cercanía, ya que está a 60 kilómetros de San Rafael y a sólo 30 km de Alvear. Además buscan descomprimir la Jefatura sanrafaelina.

En el Ministerio de Seguridad avanza a pasos agigantados varios cambios estructurales en la policía sureña y entre ellos está la ampliación de jurisdicción de la Jefatura Departamental alvearense que pasará a tener bajo su mando a una comisaría que actualmente están en territorio sanrafaelino.
Con los cambios que se vienen, el comisario inspector Antonio Cáceres continuará siendo responsable de la Comisaría 14 de Alvear, más la 46 en Bowen y la Unidad Especial de Patrullaje y le sumarán la seccional 26 de Villa Atuel con los destacamentos de Real del Padre y Jaime Prats.
Dentro de los planes también estaba incorporar al radio de acción de la Jefatura de Alvear la Comisaría 64 de Monte Comán, pero habrían dado marcha atrás porque traería más complicaciones que beneficios.
La incorporación de la dependencia sanrafaelina a la jurisdicción alvearense es por cuestiones tan básicas como la distancia. No es lo mismo viajar 60 kilómetros desde Villa Atuel a San Rafael para realizar una gestión, que recorrer apenas 30 kilómetros y estar en la oficina del superior.
Otro de los objetivos de esta modificación es descomprimir la jefatura sanrafaelina. Actualmente bajo la órbita del comisario Eduardo Algaba hay 8 comisarías, con sus respectivos destacamentos, dos subcomisarías y la Unidad Especial de Patrullaje. “No se trata de avasallar los derechos federales de los municipios sino que es una cuestión netamente administrativa y operativa”, sostuvo una alta fuente ministerial.
En la práctica ya hay dependencias policiales con asiento en Alvear (Bomberos, Policía Vial y la División Investigaciones), además del cuarto Juzgado de Instrucción, que tienen un radio de cobertura que llega hasta La Guevarina en San Rafael.
“Este cambio acompaña eso”, afirmó una fuente policial.
Por Gonzalo Villatoro

Comentarios