Economía
Domingo 25 de Septiembre de 2011

La compra de dólares creció 30% en los últimos seis meses

Los sanrafaelinos también están recurriendo a la moneda estadounidense como alternativa de inversión o para resguardar sus ahorros.  

Diego (69) cobra su jubilación y separa algunos pesos para ir al banco y comprar dólares. La postal se repite todos los meses con muchas personas que ven a la moneda estadounidense como un refugio de valor ante una eventual depreciación del peso argentino o, simplemente, como pequeño y constante ahorro.

Esta situación que se da en todos los segmentos de poder adquisitivo ha hecho que la compra de dólares en los distintos bancos o entidades financieras de San Rafael se incremente 30 por ciento en los últimos meses, de acuerdo con un relevamiento hecho por UNO San Rafael en distintas entidades.

Daniel Lizarraga, gerente de la sucursal de San Rafael del Banco Hipotecario, señaló que “hemos pasado de una neutralidad a tener movimiento; existen operaciones de dólares, aunque no hay un incremento que se pueda advertir que sea especulativo; estamos trabajando muy fuerte en el sistema de inversiones único que tenemos nosotros, la gente se está abocando a acciones a corto plazo y líquidas, prevalece lo que es liquidez por sobre riesgo y rentabilidad”.

El ejecutivo anticipó que de acá a un año la liquidez es lo que dominará los movimientos financieros hasta que el mercado internacional, agitado en estos días, esté más claro. “Es como una gripe contagiada, no es mortal pero es fuerte, no se cura en una semana, va llevar un tiempo, es lo que se ve hoy en el mercado, donde dos países distintos como pueden ser Alemania y Grecia están viviendo en una misma moneda, uno con mucha liquidez como Alemania y otro con grandes problemas de productividad”.

Sergio Alzaa, gerente de la sucursal local de Montemar, consignó que “en nuestra sucursal hemos notado los últimos meses que se ha incrementado la demanda de dólares por ventanilla, no diría que a gran escala, podríamos estar hablando de un incremento del 30 o 40 por ciento en operaciones de dólares respecto a seis meses atrás”.

También aclaró que esa demanda “no repercute en otros productos como cartera pasiva, plazo fijo o caja de ahorro, no tenemos una dolarización de carteras, no es que los clientes de plazos fijos en pesos se están pasando a dólares; siguen haciéndose plazos fijos, cajas de ahorro y además han aparecido operaciones de ventas de dólares”.

En otra entidad cambiaria, donde prefirieron no figurar con su nombre, confirmaron el incremento de entre el 30 y el 40 por ciento en la compra de dólares por parte de los clientes sanrafaelinos, un incremento a tono con el porcentaje que se da a nivel nacional.

Oscar Demuru, presidente de FUNDAR (Fundación para el Desarrollo Regional), comentó que “la sociedad ha descontado el triunfo de la Presidenta en primera vuelta, por lo tanto el movimiento del dólar en el mercado paralelo existe por las restricciones de comprar en “blanco”; a mi juicio el cambio de moneda es más un refugio cultural que un presagio devaluatorio”.

Para Lizarraga, San Rafael ha crecido mucho y “se nota en el sistema financiero, los foráneos lo notamos muchísimo más; hay una productividad importante”.

El panorama financiero


Ahorristas pequeños

En San Rafael en los últimos 6 meses ha aumentado alrededor de un 30 por ciento la compra de dólares por parte de muchos ciudadanos que ven en la moneda estadounidense un refugio ante un eventual problema económico o simplemente como un buen sistema de ahorro e interés, pensando en la progresiva devaluación del peso, medida que en el Gobierno se resisten a tomar.

Un resultado que frena

Algunos analistas señalan que el probable triunfo de Cristina Fernández en octubre y la previsión de que, de ser así, no habrá grandes cambios en el modelo económico influyen para que la compra de dólares no sea aún mayor, ya que esta situación suele producirse cuando las personas tienen temor a una probable debacle de la moneda nacional.

$ 13.000 millones

Más de $13.000 millones es la cifra en que algunos artículos periodísticos nacionales calculan la fuga de capitales hasta este mes, previendo que a fin de año podría llegar a los $23.000 millones. Algunos sectores exportadores nacionales desearían que la moneda verde tenga más valor, sobre todo desde que hace varias semanas Brasil comenzó a devaluar su moneda.
 

Comentarios