Deportes
Jueves 26 de Enero de 2017

La condición que puso Macri y que recrudeció la guerra Tinelli- Angelici

No hay acuerdo. El Gobierno quiere sí o sí la Superliga antes de pagar lo que le debe a la AFA. El Cabezón está que explota.que vuelva el fútbol.

El Gobierno nacional reveló hoy las condiciones que le entregó a los dirigentes del fútbol argentino para poder rescindir el contrato del programa "Fútbol Para Todos", aunque eso motivó que recrudezca la pelea entre Daniel Angelici y Marcelo Tinelli, por el comando de la Superliga.

"Estamos acercando las posiciones, nos vamos poniendo de acuerdo, es muy importante para nosotros, para el fútbol, nos vamos a juntar en esta semana de vuelta. Lo veo bien, creo que vamos a tener una solución", resumió escuetamente Armando Pérez, presidente de la Comisión Regularizadora de AFA.

Fue un jueves de reuniones, charlas y discusiones, que comenzó en un hotel del centro porteño, siguió en Casa de Gobierno y terminó en un restaurante de Costanera, siempre con los mismo protagonistas.

El punto a resolver sigue siendo el dinero que necesitan los clubes para poder pagar sus deudas y reiniciar el torneo de Primera División, que debería surgir -en gran parte- del Gobierno nacional por la rescisión del "Fútbol Para Todos" y la cuota de diciembre por ese programa.

Pero en la reunión en Casa Rosada, el Gobierno nacional, en la voz del secretario General de Presidencia, Fernando De Andreis, reveló las condiciones que los dirigentes deben cumplir para desembolsar ese monto tan necesario.

"Se conversó sobre la necesidad de que la Asamblea de la AFA apruebe los Estatutos enviados por la FIFA, que se ajustan a las reglamentaciones internacionales vigentes, y que se cree a su vez la Liga Argentina de Fútbol Profesional", explicó Presidencia en un comunicado.

Esa Asamblea debería también tratar (y aprobar) la rescisión del contrato del "Fútbol Para Todos" y fijar la fecha de las elecciones del próximo presidente.

"Los clubes, en tanto, solicitaron un resarcimiento económico acotado a los términos que se habían conversado", agregó el escrito difundido por el Gobierno. Ahí surgió otro foco de conflicto, porque a la reunión en Gobierno, los dirigentes llegaron con una "grieta" propia producto de las diferencias políticas que se acarrean desde hace meses.

Dos posturas y un fuerte cruce

Por un lado se vio al vicepresidente de San Lorenzo, Marcelo Tinelli, Rodolfo D´Onofrio (River) y Nicolás Russo (Lanús), que llegaron con la bandera de la rescisión y venta a empresas privadas.

Del otro lado se plantaron Daniel Angelici (Boca), Víctor Blanco (Racing), Hugo Moyano (Independiente), Alejandro Nadur (Huracán) y Claudio "Chiqui" Tapia (Barracas Central), quienes apoyaron la postura de que el "Fútbol Para Todos" siga hasta junio, luego de reunirse temprano en el hotel Savoy, propiedad del "pope" de la "Academia".

Lo cierto es que el Gobierno no aceptó el plan de Angelici y Tapia de seguir seis meses más con el FPT y volvió a ofrecer los 530 millones de pesos por la rescisión del contrato, al tiempo que pidió que se celebre la Asamblea para aceptarlo.

En ese momento, según trascendió, hubo un "fuerte cruce" de pensamientos entre Angelici y Tinelli dentro de la reunión en Casa Rosada con De Andreis de testigo.

Es que el presidente del "Xeneize" dio "por descontado" la aprobación de las condiciones del Gobierno en una misma Asamblea, con el número actual de 75 asambleístas, donde tiene mayoría el grupo denominado "Ascenso Unido".

Aunque eso traía aparejado que Angelici quede al mando de la "Superliga" y "Chiqui" Tapia al frente de la AFA, lo que motivó la reacción inmediata de Tinelli, quien no quiso quedar fuera de la discusión por el comando de la Liga Profesional del Fútbol Argentino.

Allí se empantana una vez más la negociación, porque la rescisión y la posterior firma con empresas privadas para la televisación del fútbol depende de la Asamblea.

Angelici quiere que en una misma Asamblea -bajo los anteriores estatutos- se definan todos estos ítems, mientras que Tinelli pretende que sean convocatorias separadas, para que la Primera División tenga mayoría -según las nuevas "leyes" enviadas desde la FIFA-.

Tras el encuentro en Gobierno, los dirigentes se fueron sin hacer declaraciones y partieron rumbo a un restaurante de la zona de Costanera, donde almorzaron e intentaron avanzar con los representantes de las empresas privadas interesadas en adquirir los derechos audiovisuales.

¿Y entonces quién televisa?


Cómo ya estaba acordado, firmado y cobrado, Radio y Televisión Argentina (RTA) televisará los próximos seis meses del torneo de Primera División a través de la TV Pública, Canal 13, Telefé y Canal 9.

Mientras tanto, una comisión compuesta por representantes de los cinco clubes grandes, más Huracán y Lanús, firmaría una "carta de intención" con Fox-Turner o ESPN, las cadenas que se mostraron interesadas en obtener los derechos, que incluirían una "llave de ingreso" para compensar el monto que reclaman los clubes por la rescisión con el Estado.

El próximo capítulo de esta historia de nunca acabar, podría llegar la semana que viene con la convocatoria a Asamblea, que si se acelera en el tiempo, también haría adelantar las elecciones, previstas para el 28 de abril, según el cronograma aprobado por FIFA y la Comisión Regularizadora.

Comentarios