San Rafael
Lunes 30 de Noviembre de 2015

La Corte provincial confirmó la condena al policía que mató a Fabio Basualdo

El máximo tribunal ratificó la sentencia inicial aplicada a Darío González por haber dado muerte de un disparo al joven durante su arresto en Pueblo Diamante en 2010. Los detalles.

La Suprema Corte de Justicia de Mendoza confirmó este lunes a la mañana la condena contra el policía Nelson Darío González que mató de un disparo a Fabio Basualdo durante su arresto el 7 de febrero de 2010 en Pueblo Diamante.
El máximo tribunal de la provincia ratificó los 14 años aplicados al uniformado el 14 de octubre del año pasado por la Segunda Cámara del Crimen por el delito de “homicidio simple con dolo eventual”.
Se recurrió a esa figura legal porque se consideró que el uniformado no tuvo intención de matar en la detención de Basualdo pero llevó adelante acciones de riesgo que generaron un marco para que se produjera la muerte, ya que en el juicio se probó que Fabio no estaba armado y que González extrajo el arma, quitó los tres seguros de la pistola 9 milímetros, la cargó y tuvo el dedo puesto en el arco del gatillo.
Esta sentencia había sido cuestionada ante la Corte provincial por el defensor del policía, pero con esta ratificación sólo le quedaría la opción de recurrir a la Corte Suprema nacional para intentar dar vuelta el fallo.
Tras el juicio González siguió en libertad porque tenía el beneficio de la libertad hasta tanto la sentencia inicial quedara firme.
El abogado de la familia Basualdo, Martín Marcianessi, dijo a UNO San Rafael que ahora se espera que baje el expediente a la Segunda Cámara del Crimen para que, en caso que no haya alguna otra apelación, se le revierta la excarcelación al policía y se haga efectiva la condena a prisión.
Para esto se abre un plazo “de cinco días, pero por razones de la distancia estamos hablando de unos quince días”.
El fatídico hecho
Fabio Basualdo recibió en la nuca un disparo del arma policial en Reconquista 610 luego de un breve forcejeo con González. El joven había sido perseguido en la mañana del día mencionado por calles de Pueblo Diamante luego de que junto a su amigo Diego Martínez había generado disturbios en una fiesta de 15 años en Centroamérica 885 y agredido al dueño del lugar.
Martínez, que ese día fue detenido en Beltrán y Reconquista luego de separarse de Basualdo durante la persecución, en el mismo juicio fue condenado a 3 años de prisión en suspenso por la tenencia de arma de guerra y violación de domicilio, más 150 horas de trabajo comunitario.
Por José Luis Salas

Comentarios