La provincia
Domingo 24 de Enero de 2016

La DGE saldrá al cruce del ausentismo docente con un premio económico

Extensas licencias por enfermedad y la necesidad de incentivar el dictado de clases motivaron esta estrategia.

Por Rosana Villegas
rosana.villegas@diariouno.net.ar
A partir del ciclo lectivo que comenzará el lunes 29 de febrero, los sueldos docentes de Mendoza podrían diferenciarse entre los que están al frente del aula, los que no y los que cumplen tareas administrativas. Es que desde la Dirección General de Escuelas (DGE) impulsan un "reconocimiento" económico para quien efectivamente dicte clases, no sólo para incentivar el aprendizaje, sino también para paliar el gran ausentismo docente que en el último mes del 2015 registró casi a 13.000 licencias por enfermedades de largo tratamiento, cifra que triplica a la de año 2014.
"No puede ganar lo mismo el que está al frente del curso que el que no lo está", recalca una y otra vez Jaime Correas, a la hora de explicar la raíz de este incentivo, que se llevaría a las próximas paritarias docentes y que está en la agenda del gobernador Alfredo Cornejo desde antes de asumir.
Según datos de la Dirección Administrativa de la DGE, donde se registran las liquidaciones a docentes, en diciembre del 2015 hubo 12.966 casos –entre cargos y dictado de horas cátedras– cuyos titulares solicitaron licencias por enfermedad de largo tratamiento, que en teoría no superan el año.
"El mes más representativo del ciclo lectivo pasado puede ser setiembre, cuando se registraron 17.721 licencias por enfermedades de largo tratamiento. Son licencias de hasta un año justificadas por un médico y por tanto, con goce de haberes", confirmó Gabriel Sciola, actual director General de Administración de la DGE.
Estas licencias están contempladas en el artículo 24 de la ley 5.811 que establece el régimen de licencias del empleado público de la provincia y en la que se prevén las condiciones para percibir el presentismo (ver aparte).
"Queremos encontrar un aliciente para el docente que protagoniza el hecho educativo y que ese incentivo se refleje en un ítem salarial. Hoy, por ejemplo, al incentivo docente lo cobra desde el que dicta clases hasta el que tiene una tarea administrativa y esto no debería continuar así, porque no hay una jerarquización real que valore al que está en el curso", puntualizó Correas y admitió que en la DGE están analizando el mecanismo que se utilizaría para otorgar este "premio", que comenzaría a discutirse en la provincia en las próximas paritarias docentes .
Larga lucha contra el ausentismo
Aunque en la estructura salarial del docente hoy existe el ítem presentismo –significa cerca del 10% del sueldo básico–, ya desde el 2014 el gobierno de Cristina de Kirchner propuso discutirlo y prefirió calificarlo como "presencia pedagógica" para lo que planteaba otorgar un plus económico al docente que cumpliera.
Ese debate se trasladó a Mendoza y de acuerdo con los datos que en aquel momento brindó Andrés Cazabán, como jefe de gabinete de la DGE en el gobierno de Paco Pérez, el ausentismo docente en Mendoza era de unos 4.000 trabajadores de la educación que habían pedido licencias por enfermedades de largo tratamiento, lo que lo convertía en una problemática a atender.
Sin embargo, CTERA lo calificó de una medida "extorsiva" y se opusó a tratarlo en paritarias, actitud que en la provincia imitó el SUTE (Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación).
Pendiente para las paritarias
"Hoy, el presentismo se pierde solo cuando la falta no es justificada y hay tanto reglamento alrededor de esa figura, que seguro en alguno se cae para no perder ese plus. Eso hay que cambiarlo: el presentismo debe ser sólo para el docente que está presente frente al alumno. Si se va a incentivar el presentismo, yo quiero que lo tenga el que esté frente al aula", puntualizó Correas, que apunta, con este plus propuesto, a liquidar dos problemas a la vez: mejorar el nivel de aprendizaje y bajar el ausentismo.
Aunque desde antes de comenzar la discusión, el titular de la DGE da por descontado el apoyo del sindicato de los maestros en esta intención de premiar a los docentes y a la par garantizar los 185 días de clases para este ciclo lectivo.
"Hay que trabajar sobre la legislación vigente porque se pierde de vista que el objetivo es que a primera hora haya un docente frente al aula. Si hay un paro, después dicen que se va a recuperar el día y eso es una mentira absoluta. Si yo no estoy dos horas en al aula, es imposible recuperarlas", aseguró, categórico, el funcionario escolar y aportó como prueba la comparación de los logros del sistema local con los conseguidos por el sistema chileno: "La prueba de que es mentira es que tenemos muchas menos horas de clase que en Chile, por ejemplo, y mientras nuestro sistema decae, el de Chile sube".
Otra de las modificaciones que Correas pretende incorporar en las próximas discusiones salariales con el SUTE es la titularización por paritaria porque "no garantiza que ese docente es el mejor para el alumno".
Entre el Gobierno y el sindicato docente ya ha habido algunas reuniones, en la que Correas asegura haber planteado la necesidad de implementar evaluaciones para confirmar estas titularizaciones. "Acá todos partimos de la base de que todos los docentes son extraordinarios: algunos lo son y otros, no. Por eso, las evaluaciones deben decirnos quiénes son los mejores y quiénes no. Así, estos últimos tendrán que capacitarse para ejercer el cargo", adelantó el funcionario cornejista.

Por ley 5.811
a) Incorpóranse al artículo 1, modificado por el artículo 23 del decreto 130/90, los siguientes incisos: g) permisos para rendir exámenes, por el día del examen exclusivamente. h) Licencia por enfermedad, por el tiempo en que el agente se encuentre internado en un centro hospitalario o asistencial, exclusivamente. b) Sustitúyase el antepenúltimo párrafo del artículo, modificado por el artículo 23 del decreto 1.130/90, por el siguiente: "La primera inasistencia o fracción de ella hará perder el treinta y tres por ciento (33%) del suplemento. Más de un día de inasistencia y hasta dos (2) días, hará perder el cincuenta por ciento (50%). Más de dos (2) inasistencias hará perder la totalidad del suplemento, excepto el caso establecido en el siguiente párrafo: c) Sustitúyase el tercer párrafo del artículo 2, por el siguiente: "No afectan el derecho a percibir este suplemento las inasistencias con goce de haberes motivadas por las circunstancias enumeradas en el artículo anterior. Además, es de aplicación lo establecido en el artículo anterior para el caso de las inasistencias o fracciones de ellas".

Comentarios