La provincia
Domingo 16 de Agosto de 2015

La Dirección General de Escuelas es la cartera que más les debe a los proveedores

Lo admite el Gobierno de Mendoza. Le siguen Salud, Infraestructura y Agroindustria, pero desde el cornejismo afirman: “Es una verdad parcial”. Ahora, el gobernador Paco Pérez pretende estar al frente de las soluciones.

Por Paola Alé
ale.paola@diariouno.net.ar
Desde que comenzó la transición –hoy por hoy suspendida– entre el gobierno de Mendoza justicialista de Francisco Pérez y el electo del radical Alfredo Cornejo, el tema que mayores contradicciones ha generado es el de la deuda pública que le quedará a Mendoza y que le tocará asumir a la próxima gestión. Lo que más preocupa es el monto que se les debe a los proveedores del Estado, por la posibilidad de que se suspendan servicios básicos.
En cuanto a este concepto, el número que reconoce el Gobierno es de $830 millones, mientras que la oposición asegura que esa cifra refleja sólo parte de la realidad. Además, mientras Pérez aseguró el viernes que se han pagado casi $142 millones para achicar las deudas y que entregará una provincia con las cuentas ordenadas, el diputado nacional Enrique Vaquié (UCR), miembro del equipo de la transición, dice que es casi imposible que esto suceda.
Por otra parte, los radicales detallaron en qué consiste la famosa “deuda flotante” a proveedores. De allí se desprende que, al 30 de junio y en materia de deuda registrada, el Estado reconoce que tiene que pagar entre $650.000 y $156 millones a quienes le proveen bienes y servicios.
Ministerio por ministerio
La información proporcionada por la UCR da cuenta de que la cartera que más les debe a proveedores es la Dirección General de Escuelas, que tiene que pagar $156 millones.
Les siguen de cerca el Ministerio de Salud, con $121 millones; el de Infraestructura, con $110 millones, y el de Agroindustria y Tecnología, que tiene que pagar $86 millones.
En quinto y sexto lugar se ubican Cultura, cuya deuda es de $48 millones, y Turismo que debe $47 millones. Después, Desarrollo Social y Derechos Humanos, que tiene que abonar a proveedores $38 millones, el Ministerio de la Secretaría Legal y Técnica, que debe 36 millones; el de Seguridad, que tiene que cancelar $28 millones; el Ministerio de Trabajo, Justicia y Gobierno, con $22 millones; Hacienda y Finanzas, $12 millones; Deportes con $9 millones, y luego se ubican al mismo nivel el Poder Judicial y el Ministerio de Energía, que tienen una deuda de $6 millones cada uno. Por último, Transporte adeuda $650.000.
Es decir que antes de que comenzara el séptimo mes del año, el Estado provincial reconocía tener que pagar $735 millones a proveedores. La información fue obtenida del CD que el gobierno de Pérez le entregó a la gente de Cornejo.
No obstante, el ministro de Hacienda de Pérez, Juan Gantus, reconoció el viernes que este número ha crecido hasta superar los $830 millones.
Verdad a medias
Según Vaquié el número no es mentiroso, sin embargo, refleja parte de la realidad. “Es un dato que muestra la deuda que reconoce la Tesorería General de la Provincia. Pero hay muchas otras tesorerías que no están incluidas en este dato”. 
A modo de ejemplo, mencionó algunas de ellas: OSEP, el IPV, los siete hospitales descentralizados, el Instituto de Juegos y Casinos, y Vialidad, para nombrar algunas de las entidades descentralizadas cuyas obligaciones de pago no se incluyen en esa cifra. Tampoco se incorpora la deuda que se ha generado por falta de partidas presupuestarias que avalen las compras.
En cuanto a los dichos del gobernador sobre la promesa de dejar una provincia ordenada y con el dinero de sueldos y aguinaldos pagados, el diputado nacional bromeó: “Como diría Silvio Rodríguez, ojalá”.

Comentarios