Mundial rugby 2011
Domingo 09 de Octubre de 2011

La efectividad wallaby pudo más que los sudafricanos

Australia se convirtió en el tercer semifinalista de la Copa del Mundo, al derrotar a Sudáfrica por 11 a 9 gracias a un juego conservador y defensivo, pero efectivo a la hora de anotar puntos.

Sudáfrica empezó mejor al ser dueño de la posesión de la pelota y se posicionó en campo rival. Con control de pelota y sus forwards encendidos, generó las primeras emociones, ante un equipo australiano que parecía ausente.

En el primer error de los Springboks, los Wallabies castigaron. Los Boks sacaron un line propio a 5 metros y perdieron el ruck que inició Burger y con una rápida liberación y combinación entre Samo, McCabe y Horwill, el último apoyó casi debajo de los palos. O´Connor aportó tres más con un penal a los 16 minutos y puso a su equipo 8-0 arriba.

Sobre los 20, reaccionó el actual campeón del mundo, cuando desde un scrum se levantó Pierre Spies, pero que quedó a pocos metros y perdió la pelota en el ruck, permitiendo la recuperación aussie.

Morne Steyn desperdició el primer envío a los palos a los 28 minutos cuando tomó un penal recto a los palos, desde mitad de cancha. Los Boks siguieron dominando campo y posesión pero sus propios errores le impidieron una y otra vez lograr tries.

Cerca del cierre, los sudafricanos consiguieron sus primeros tres puntos gracias a un nuevo penal de Steyn, que en el final erró otro y dejó el resultado 8-3 para los Wallabies al final de los primeros 40 minutos.

Lucha Bok sin premio

Quince minutos debieron pasar al comienzo del segundo tiempo, para que los Springboks consigan transformar en puntos el dominio que ejercieron en el campo de juego. Morné Steyn anotó el segundo penal y puso a su equipo a dos puntos de diferencia, abajo en el marcador.

El golpe anímico que significó volverse con puntos después de tantos ataques, elevó el ánimo de los Boks que unos pocos minutos después, por un drop de Steyn, logró dar vuelta el marcador, y se puso al frente por 9 a 8.

Una vez que pasó a liderar el partido, Sudáfrica fue una máquina imparable que generó un ataque detrás de otro, pero al igual que en la primera etapa, los fallos en el manejo le impidieron alejarse en el marcador.

Australia adoptó un rol de partenaire y sólo se dedicó a defender y a patear al fondo sudafricano, cada vez que lograba recuperar la pelota en su campo, para alejar el peligro.

A doce minutos del final Steyn tuvo un drop desviado, y tres minutos después James O´Connor no desaprovechó la primera incursión en campo rival para anotar un penal y poner a los Wallabies otra vez con el resultado a su favor por 11 a 9.

El final del encuentro mostró a los australianos más ajustados en defensa y a los Boks diluyéndose de a poco y materializando su eliminación de la RWC. Nuevamente un campeón quedó en el camino y no podrá revalidar su título, mientras que Australia sigue adelante y busca su tercera Copa Webb Ellis.

Fuente: rugbyworldcup.com

Comentarios