Espectáculos
Martes 20 de Diciembre de 2011

La elegida de Tarantino

Kerry Washington debutó el año pasado en Broadway con Race, la nueva obra de David Mamet. Este año protagonizó Scandal, la nueva serie de TV de Shonda Rhimes, responsable de Grey’s Anatomy. Y el año próximo será nada menos que la protagonista femenina de Django Unchained, el esperadísimo spaghetti western de Quentin Tarantino.

Esta belleza de 34 años se mantiene en calma. Sabe por experiencia que aparecer en películas de alto perfil no siempre significa un impulso en la carrera, ya que las estrellas de la “A-list” suelen eclipsarte.

“Podríamos haber hecho esta entrevista cinco años atrás, cuando acababa de filmar Ray y estaba actuando en Mr. & Mrs. Smith, y la gente podría haber dicho ‘éste es un momento fértil para vos’. Como sea, soy afortunada de ganarme la vida haciendo lo que amo.”

La diferencia es que cinco años atrás estaba en un lugar secundario. En películas como la biopic de Ray Charles (donde fue Della Bea Robinson) o El último rey de Escocia, la historia de Idi Amin dirigida por Kevin MacDonald (allí fue Kay Amin), Washington vio cómo James Foxx y Forest Whitaker se llevaban el Oscar al mejor actor.

Aún cuando apareció en un tanque de Marvel, Los Cuatro Fantásticos (donde encarnó a Alicia Masters), pasó inadvertida como novia de La Cosa. “Demasiado a menudo, la mujer es un accesorio en historias dominadas por una narrativa masculina”, se encoge de hombros, quizá porque empieza a superarlo.

Nacida en el Bronx neoyorquino, Washington creció en “una familia trabajadora de clase media, que ponía el foco en la ética del trabajo”. Su madre, ya retirada, era profesora y consultora educativa; su padre trabajaba en el negocio inmobiliario. Washington afirma que ellos la impulsaron a interesarse en la actuación.

“Para que no llegara de la escuela y me quedara viendo tele todo el día, me involucraron en un montón de obras de teatro local. Era una chica muy habladora, muy teatral. Y eso fue parte de la solución creativa de mi madre, en talleres y clases y programas teatrales infantiles.” Aunque hoy es una de las caras del gigante de la cosmética L’Oréal, no era la clase de nena que soñaba con ser modelo. Y qué suerte, porque ahora la disfrutaremos en la nueva película de Tarantino.

 

 

Comentarios