Deportes
Jueves 27 de Agosto de 2015

La FIA analiza cambios

Tras la muerte de Justin Wilson. La Federación Internacional de Automovilismo tiene planeado realizar una serie de nuevas pruebas de cabinas cerradas para proteger a los pilotos.

Nuevamente en una competencia de monopostos, se produjo una pérdida como consecuencia de lesiones graves en la cabeza de un piloto. El domingo, Justin Wilson, en Indycar, fue golpeado por restos de otro auto en el óvalo de Pocono. Y en la noche del lunes, el británico falleció.
De esta manera, las cabinas cerradas vuelven a ser un tema de debate. Accidentes como el de Felipe Massa en la clasificación del GP de Hungría hace 6 años, donde un muelle le golpeó el casco a 200 kilómetros por hora y estuvo a punto de dejarlo sin visión; o el de Jules Bianchi en Suzuka el año pasado, que le costó la vida, pusieron nuevamente a la seguridad por encima del cambio estético que ocasionaría el tener que cubrir las cabezas de los pilotos.
Según afirma Motorsport.com, la última solución que la FIA probará en setiembre para evitar dejar la cabeza del piloto al descubierto consiste en acoplar una serie de columnas verticales en la parte frontal del cockpit, que protegerían al piloto del impacto de cualquier pieza suelta y no impedirían que este pudiera abandonar el monoplaza sin perder tiempo.
El nuevo concepto de cabina cerrada introduce una especie de estructura protectora. El equipo Mercedes ha presentado un proyecto, que sería instalado para una prueba.
Los techos similares a los aviones de guerra arrojaron como resultado un problema con la cobertura de policarbonato. Sin embargo, la preocupación por el rescate de un piloto es otro tema preocupante para la FIA.
“Justin Wilson fue una gran persona y piloto. Mis pensamientos están con su familia. Descanse en paz. Era una persona adorable” Jenson Button, piloto de McLaren.

Comentarios