Deportes
Jueves 30 de Abril de 2015

La Final del Caballo Blanco en Wembley

En 1923 se produjo el partido más multitudinario. La final de la Copa Inglesa entre Bolton Wanderers y West Ham United convocó a la mayor asistencia de la historia de un partido de fútbol. Fotos y videos  

Lucio A. Ortiz
ortiz.lucio@diariouno.net.ar

En la inauguración del estadio Wembley se jugó la final de la FC Cup entre Bolton y West Ham. Fue un partido histórico porque la multitud desbordó las tribunas e ingresó al campo de juego. 
Tan sólo es un detalle que llamó poderosamente la atención entre miles de hechos que se sucedieron en forma de récord para dejar marcas históricas. Se trata de un policía arriba de un caballo tratando de ordenar y poner límite. 
Fue el 28 de abril de 1923 en la inauguración del estadio Wembley, en Londres. La historia ocurrió en un partido de fútbol entre Bolton Wanderers FC y el West Ham United, en la final de la FC Cup (Copa Inglesa). Esta competencia es la más vieja del mundo, ya que se disputa desde 1873, y pueden participar todos los clubes de la Premier League (Primera A), la Football League (Primera B) y de los seis niveles anteriores de la estructura del fútbol inglés. 
La final entre Bolton y West Ham fue el partido elegido para que Wembley abriera sus puertas por primera vez. Tenía capacidad para 125.000 personas. Como en años anteriores las finales en Stamford Bridge habían tenido baja afluencia, se inició una gran campaña publicitaria para atraer la atención de los aficionados en Londres y el resto de Inglaterra. Según los reportes, el clima era perfecto y, sumado a las facilidades de acceso para llegar al nuevo estadio, la gente se volcó masivamente al lugar. 
De traje, con sobretodos, tapados y los infaltables sombreros, los ingleses no querían perderse el partido ni la fiesta previa.
Se dice que unos 5.000 aficionados viajaron desde Bolton, quienes junto con unas 120 mil personas de Londres y otras ciudades cercanas habían copado el estadio. Se cuenta en distintas crónicas que a pesar de que en las estaciones de trenes se anunciaba que ya estaba lleno, la gente seguía  llegando, así que se decidió cerrar las puertas de la cancha. 
Cuando faltaban 45 minutos para el inicio del encuentro, que estaba fijado para las 15, en las afueras del estadio había una cantidad superior a la que había logrado ubicarse en las gradas. La multitud derribó las barreras de control e ingresó a la cancha, y las personas que se encontraban en la parte más baja de las tribunas tuvieron que saltarse al campo para evitar salir lesionadas. Wembley era un caos. 
La gente invadió el césped y la masa de aficionados comenzó a tapar la superficie verde. Calculan que la multitud que estaba dentro de la cancha era de 80 mil simpatizantes o más, lo que eleva la cantidad de asistentes a más de 200 mil. Hay crónicas que señalan que había 260 mil personas en el estadio... y hasta 300 mil (¡¡¡!!!). 
En esa tremenda muchedumbre, había un cierto autocontrol. Además, se destacaba la presencia de un policía (George Scorey) montado en un caballo blanco (Billy), quien trataba de ordenar al público que llenaba por completo el campo de juego y sus alrededores. 
La policía montada tenía ardua tarea para controlar la multitud. La mayoría de los aficionados tenía abrigos oscuros, los agentes vestían uniformes oscuros, los caballos negros o marrones intensos se movían entre la multitud con la única excepción de un equino blanco. 
Los propios jugadores debieron pedirle al público que se retirara de las líneas perimetrales y con la llegada del rey Jorge V, se produjo la colaboración de los simpatizantes para despejar la cancha. 
Con 45 minutos de retraso, comenzó el partido y a los 2 minutos David Jack marcó el primer gol de Bolton. Dicen que en la jugada previa, el defensor Jack Tresadern, de West Ham, había sido capturado por el público y que después de la anotación y los festejos fue “liberado”. 
Los jugadores no pudieron ir a los vestuarios y descansaron sólo 5 minutos dentro de la cancha. En el segundo tiempo, un jugador de Bolton le dio al arco y la pelota pegó en un aficionado que estaba al lado de uno de los postes, por lo que pareció que daba en un palo. Aprovechó el rebote Jack Smith para conseguir el 2 a 0 que le dio el título a Bolton en la FC Cup.
La final más recordada de la competición se consumó entre 250 y 300 mil personas, según dicen otras crónicas, y sólo se registraron dos heridos. Las enseñanzas que les dejó el partido a las autoridades inglesas fueron varias. Se comenzó con la venta anticipada de boletos para que los aficionados no llegaran al estadio en búsqueda de tickets cuando ya se hubieran agotado. Se instalaron los molinetes de acceso y se dividieron las gradas, cada una con su propio ingreso. 
Entre todo ese mundo de británicos, se jugó un partido de fútbol: la Final del Caballo Blanco. 
¿Cuánta gente?
En Wembley, hubo entre 250 y 300 mil personas. Sería el récord mundial de público en un partido de fútbol
A la final del Mundial de 1950 en el Maracaná fueron 200 personas ¿Con cuál nos quedamos?
Los diarios ingleses le dieron grandes espacios al partido
El hecho histórico no pasó inadvertido para los medios ingleses que en los años ‘20 ya tenían una gran tecnología de impresión para los diarios y revistas. Además desde las naves dirigibles y desde aviones registraron las imágenes tanto fotográficas como cinematográficas (ver ovación on line. No era para menos pero el sábado 28 de abril de 1923 marcó un récord para el fútbol mundial que está lidiando con la final de 1950, cuando jugaron en el estadio Maracaná la final del Mundo, Brasil con Uruguay. Siempre se habló del Maracanazo como récord de asistencia. Habrá que tener en cuenta este partido de la final de la FC Cup que se jugó en Wembley. 
El viejo estadio tuvo vida hasta 2002, luego se construyó el nuevo
El estadio de Wembley denominado Imperial en sus inicios iba a ser inaugurado con la Exposición Imperial Británica, pero se decidió que abriera sus puertas por primera vez al público en la final de la Copa Inglesa en 1923.  Allí se jugaron finales de la Copa de Campeones de Europa además de partidos históricos de la selección inglesa hasta la final de la Copa del Mundo de 1966. Tuvo muchas reformas y se achicó su capacidad hasta que se demolió en 2002. El nuevo estadio de Wembley se inauguró el 24 de marzo de 2007 con capacidad para 90 mil personas todas sentadas.
Es muy distinto al viejo Wembley que una vez, en 1923, dicen que tuvo cerca de 300 mil personas. 
149.415
Inglaterra-Escocia. Un partido entre esos seleccionados fue presenciado en Hampden Park (Glasgow, Escocia) en 1937 por 149.415 personas, según la versión oficial. Dicen que había otras 20 mil sin entrada. 
200.000
Brasil-Uruguay. Dicen que el público en la final del Mundial de 1950 superaba las 200 mil personas en el Maracaná. El número oficial de la FIFA es de 173.850 mil asistentes al estadio. 
183.341
Brasil-Paraguay. Por las eliminatorias de México ‘70, el 31/8/69 hubo 183.341 personas “oficiales” en el Maracaná. Además, a Flamengo-Fluminense en 1963 fueron 194 .603 personas.

Fuente: Diario UNO Mendoza

 

Comentarios