Deportes
Lunes 29 de Febrero de 2016

La furia de Pablo Pérez cuando fue reemplazado

El volante abandonó con insultos el campo de juego y arrojó una botellita de agua cuando se sentó en el banco. Además, Agustín Orión dijo que "hay que meterla arriba".

El fútbol cambia semana a semana. Un tiro en el palo puede definir el futuro de un entrenador. Y en esa dinámica histérica el  mundo Boca es tal vez el caso testigo de la actualidad.
 Cuando parecía que el Vasco Arruabarrena había superado la tormenta, la derrota con Racing lo puso otra vez en medio de la polémica.
 Pero no todo viene del lado de una prensa impaciente. Los malos resultados también generan focos de incendio dentro del plantel.
 Eso quedó claro con el fastidio de Pablo Pérez cuando fue reemplazado. El volante salió del campo de juego insultando al aire y arrojó una botellita cuando se sentó en el banco.
 También se mostró molesto el arquero Agustín Orión. Es cierto que se refirió al juego. “No patearon al arco y nos ganaron. La tenemos que meter”, disparó el guardameta.  
 

Comentarios