Más noticias
Domingo 02 de Octubre de 2011

La hija de Hebe de Bonafini pidió que investiguen a la amante de Schoklender

María Alejandra Bonafini explicó por qué dejó la fundación y comparó al ex apoderado con los nazis, puntualmente por el "miente, miente que algo quedará".

María Alejandra Bonafini, hija de la presidenta de la fundación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, equiparó al ex apoderado de la organización, Sergio Schoklender, con los "nazis" por eso de "miente, miente que algo quedará", y sugirió a la Justicia que investigue "todo lo que tiene" la presunta "amante" del hombre, a quien no identificó.

En esa línea, insistió con que ella no adquirió inmuebles y un automóvil con fondos públicos destinados al programa de viviendas sociales de la fundación, contra lo que denunció Schoklender, al tiempo que volvió a negar que haya dejado la fundación por una discusión con su madre.

"(Schoklender) hace lo que hacen los nazis: habla, habla que algo quedará. Pero habla de mí porque si no debería comenzar a hablar de la gente mucho más allegada a él. Creo que es mucho más difícil que explique todo lo que tiene su amante", enfatizó María Alejandra Bonafini.

Bonafini, quien tiene un empleo desde hace 22 años en el Ministerio de Desarrollo Social bonaerense, completó: "Yo puedo explicar todo, que él (por el ex apoderado) explique cómo empezó y cómo está ahora (económicamente).
"Todos pueden ver que tengo una vida normal, que vengo todos los días a trabajar, voy al supermercado, hago todo lo que hace una persona común", se defendió en una entrevista publicada por el matutino Perfil.

Bonafini agregó: "No sé ni tampoco me importa por qué habla de mí, porque él es el parricida, él es el que tiene los quilombos, yo no los tengo". La mujer, en junio último, se hizo cargo en la fundación de algunas de las tareas que Schoklender desarrollaba y, la semana última, se conoció su alejamiento de la organización.

En la entrevista, volvió a negar que se haya apartado de la fundación tras una discusión con su madre debido a que ella quería organizar una protesta contra el Gobierno por una supuesta deuda con la entidad y la presidenta de la organización se oponía. "Me fui para estar tranquila y seguir con mi vida", explicó.

En otro orden, se conoció que el fiscal federal Jorge Di Lello sigue evaluando la treintena de Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) bancarias que corresponden a la hija de Hebe de Bonafini, al ex apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo y a otros imputados, en el marco de la investigación por supuesta defraudación y lavado de dinero en la construcción de viviendas.

Así lo informaron fuentes judiciales a Noticias Argentinas las cuales dieron cuenta que para la próxima semana, el fiscal tiene previsto acompañar un escrito en el que requerirá medidas para avanzar sobre esos ROS que aportó la Unidad de Información Financiera (UIF) días atrás y que involucran a varios de los imputados en la causa que lleva el juez Norberto Oyarbide. Di Lello determinará cuáles de los ROS pueden ser útiles para la causa, ya que son de entre 2001 y 2011, y puedan aportar información en cuanto al movimiento de dinero de algunos de los imputados.

"Algunos de los ROS puede que tengan que ver con otros hechos y sirvan para emprender otras causas ajenas a ésta", indicó una fuente judicial.

Entre esos reportes, hay dos que corresponden a María Alejandra Bonafini, quien se apartó de la dirección de la Fundación Madres de Plaza de Mayo el pasado viernes por una presunta pelea con su madre Hebe de Bonafini, aunque de la entidad lo negaron y dijeron que ella decidió irse por propia voluntad.Esos dos reportes sospechosos bancarios de María Alejandra son por sumas de 50 mil dólares y 100 mil pesos.

La mayoría de los otros ROS aportados a la causa corresponden a la financiera Monetización S.A, donde se supone Sergio Schoklender habría cambiado varios de los cheques del programa "Sueños Compartidos", de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.

Algunos otros –según las fuentes- son del empresario Fernando Caparrós Gómez, quien sería el dueño de Monetización, y quien vendió la constructora Meldorek a Sergio Schoklender.

Fuente: A24.com

Comentarios