Mendoza
Miércoles 05 de Octubre de 2016

La historia del Boliviano Huanca, el preso acusado de liderar una narcobanda intramuros

El interno amenazaba al resto asegurando que tenía una pistola en su celda. Fue trasladado junto a 40 reos que responden a su facción.

Un intenso movimiento interno se vivió en los últimos días en la cárcel San Felipe. Traslado de presos, aprietes entre la población intramuros y el hallazgo de un arma de fuego tienen su punto de conexión en una persona: el Boliviano.

Fabián Huanca Adauto (40), apodado de esa forma debido a sus características norteñas, está sindicado por las autoridades de liderar una banda dentro del establecimiento ubicado detrás de Boulogne Sur Mer. De hecho, el lunes fue sacado del módulo 2 junto a 40 presos que responden a su facción.

Las autoridades sospechan que el Boliviano Huanca ingresaba droga al penal y la vendía al resto de los reos. Pero cuando estos no pagaban, comenzaba a apretarlos. Incluso se corría el rumor de que tenía en su poder una pistola 9 milímetros –terminó siendo una réplica de madera no apta para el disparo que los penitenciarios hallaron el mismo lunes-.

Su primer ingreso al penal data de 1994, cuando Huanca fue acusado en una causa por robo agravado, aunque logró salir a los pocos años. En ese lapso de libertad, sumó expedientes por tenencia de estupefacientes y de arma de fuego, aunque las autoridades no lograban dar con él.

En el año 2006 volvió al sistema penitenciario tras ser atrapado vendiendo drogas. La Justicia ordenó su libertad en 2013 pero estuvo pocos meses en la calle. A fines de mayo de ese año participó de un robo con un menor de 17 años y otro joven de 18.

El trío de asaltantes atacó a una docente en Luján de Cuyo y le sustrajo su vehículo, aunque segundos después chocaron contra otro rodado. Huanca cayó en manos de la Policía ya que sufrió heridas de consideración en el impacto. Fue acusado por robo agravado y desde entonces no ha vuelto a pisar la calle.

En febrero del año pasado protagonizó una pelea dentro del penal de San Felipe, donde Jonathan Romero Martínez (26) perdió la vida de una puñalada. En ese hecho, Huanca sufrió algunas lesiones de arma blanca.

Ahora, las autoridades penitenciarias lo trasladaron interinamente en el complejo San Felipe y definirá cómo continuará cumpliendo su condena, algo difícil de resolver al tratarse de un reo de alto riesgo.

Fuente: Diario UNO de Mendoza

Comentarios