Más noticias
Domingo 27 de Noviembre de 2011

La historia de una pechocha que vuelve a tener el mayor implante mamario del mundo

Sheyla trabaja como modelo o interpretando en la TV papeles de chicas de pechos prominentes. Sus delanteras pesan 7 kilos en total.

Después de una terrible experiencia, Sheyla Hershey volvió a implantarse mamas. Una infección había puesto en riesgo su vida el año pasado, todo provocado por las anteriores siliconas que habían dañado peligrosamente su piel. Su depresión la llevó a intentar suicidarse con una sobredosis cuando tuvo que quitarse los pechos artificiales.

A los 31 años, Sheyla mantiene el récord mundial Guinness por poseer el mayor implante mamario del mundo. "Es un milagro, y estoy muy feliz, nunca pensé que tendría mis pechos otra vez", dijo.

 

  

 

Nacida en Brasil, después del último disgusto Sheyla dijo que no iba a volver a hacer crecer artificialmente sus mamas, pero luego cambió de opinión y se inyectó solución salina, recuperando el tamaño que sus bubbies tenían en el año 2010.

Sheyla, que trabaja como modelo o interpretando en la TV papeles de chicas de pechos prominentes, dijo que "sin sus delanteras", que pesan 7 kilos en total, no volvería a ser la misma: "Yo sólo quería ir a dormir y despertar y tener mis pechos otra vez".

Fuente: diarioveloz.com

Comentarios