Zona sur
Miércoles 25 de Noviembre de 2015

La intimación de la comuna alvearense dio resultado y comenzarán a girarle fondos

El Ministerio de Hacienda se comprometió a cancelar parte de los $15.800.000 y el municipio estaría en condiciones de pagar los sueldos a fin de mes.  

La decisión de la comuna alvearense de intimar al Gobierno mendocino para que envíe los fondos que le corresponden por coparticipación, entre otros ítem, generó que ambas partes retomaran el diálogo y hay un principio de acuerdo para que en las próximas horas el Ministerio de Hacienda comience a girar parte de los 15.800.000 pesos que le están reclamando. 
Altas fuentes municipales confirmaron que este miércoles Hacienda de la Provincia se comprometió a girar al menos la mitad de lo adeudado.
El reclamo administrativo que inició la Municipalidad sureña que llevaba incluido un aviso de recurrir a la justicia si no era atendido, fue apuntado principalmente a cobrar $15.800.000 de los cuales 11 millones de pesos corresponden a fondos coparticipables. “Es ilegal retener la coparticipación”, insistió gente cercana al intendente.    
A la provincia le estaban reclamando la primera quincena de octubre más lo correspondiente a noviembre. También el fondo de la soja, regalías petroleras y hasta remanentes de coparticipación de 2013 y 2014.
Una de las grandes preocupaciones en la comuna era el llegar a fin de mes con el dinero suficiente para salarios, necesitan un piso mínimo de 8 millones de pesos para pagarle a todo el personal, funcionarios y concejales, y en las cuentas municipales apenas acumulaban el 20%.
“Después de la intimación por lo menos se restableció el diálogo, logramos que nos atiendan el teléfono y si cumplen con lo acordado telefónicamente vamos a poder pagar gran parte de los sueldos”, confió un funcionario muy cercano al actual intendente, Juan Carlos De Paolo.     
El compromiso que habría asumido la cartera de Hacienda es la de transferir unos $7.500.000, en dos tandas, lo que permitiría aliviar las alicaídas arcas municipales y que el último día hábil del mes, como es la costumbre, esté depositado el salario de los empleados.

Comentarios