Economía
Jueves 10 de Noviembre de 2011

La Justicia comenzó a investigar una maniobra de fraude bancario en todo el país

La maniobra implicaría a falsos gestores que vaciaban cuentas mediante el robo de la clave del "home banking".

Se trata de una causa penal que se abrió hace tres semanas en la que se investigan 21 casos de este tipo que se realizaron en Capital Federal y las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Corrientes desde domicilios particulares y comercios por montos inferiores a $ 10 mil en cada caso, según una investigación preliminar del fiscal general de la Cámara del Crimen Ricardo Sáenz y de la Policía Federal a la que accedió DyN.

El expediente se inició por una denuncia que presentó el sector Prevención de Fraudes de la empresa de red de cajeros Banelco, a partir de reclamos de sus clientes acerca que en sus cuentas faltaba dinero.

La investigación preliminar arrojó que a los clientes les ’hackearon’ sus computadoras para robarles las claves del ‘home banking‘ (sistema de uso de servicios bancarios desde una computadora personal) y con ellas ingresaban a sus cuentas para hacer transferencias a otras.

Luego, el titular de la cuenta a la que llegó el dinero lo cobraba en el banco o por cajeros automáticos.

El informe que elaboró el comisario Carlos Savaro, de la División Delitos Tecnológicos de la Policía Federal, señala que la maniobra consta de dos etapas.

La primera consiste en que los delincuentes se hacen pasar por una empresa que busca personal y contrata gente como ‘gestores bancarios‘ para cobrar presuntas ventas de productos de empresas extranjeras hacen en el país y que dicen representar.

Así, las personas contratadas -a las que la Policía llama ‘mulas‘, como las que trafican drogas en sus cuerpos- deben cobrar las operaciones comerciales en sus cuentas y luego girarlas al exterior para sus presuntos jefes.

Fuentes judiciales señalaron que las ‘mulas‘ suelen no saber que están siendo usadas para vaciar cuentas y que hubo casos en que fueron ellas mismas quienes ante sospechas de su verdadero trabajo presentaron denuncias.

La segunda etapa es el robo de dinero de las cuentas. Esto se hace todo de manera virtual a través de un mail falso del banco ante el cual el cliente lo ’clikea’ para saber de qué se trata, pero eso dispara un virus informático, denominado ‘spy eye‘ o ‘Zeus‘, que activa un ’keylogger’ -un registrador de teclas que copia todo lo que la persona escribe en su computadora-, entre ellas los datos de sus cuenta bancaria cuando ingresa a ella
De esta forma, se obtienen la clave de la cuenta y se hace una transferencia de dinero como una presunta venta de un producto a la cuenta de la ‘mula‘, que la cobra en efectivo en su banco o por cajero automático
Luego el dinero es sacado del país a través de servicios postales internacionales.

Esta maniobra comenzó a crecer desde que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) dispuso, como medida de seguridad para los robos en bancos, que las transferencias menores a los 10 mil pesos se debían hacer por medios electrónicos.

‘Esa nueva modalidad provocó una gran cantidad de denuncias de operaciones desconocidas provenientes de clientes bancarios de la red Banelco‘, sostiene la denuncia que ingresó a la Justicia el 26 de octubre
La investigación del fiscal Sáenz, especialista en Derecho Penal Informático, detectó 21 computadoras desde las cuales se robaron los datos de ‘home banking‘ entre el 9 y el 24 de mayo pasado.

La defraudación de realizó en 12 casos de la provincia de Buenos Aires, entre ellos La Plata, Castelar y Bella Vista; seis de la Capital Federal, uno de Corrientes, otro de Córdoba y un último sitio del cual no se conoce la dirección, desde lugares como comercios y cibers pero principalmente desde domicilios particulares, lo que ocurrió en 13 casos, según arrojó la investigación.

‘Para delimitar las circunstancias de estas maniobras es necesario secuestrar las computadoras implicadas para proceder a su análisis técnico‘, opinó Sáenz al presentar la causa, que recayó en la jueza de instrucción Yamile Bernan y el fiscal Sandro Abraldes.

Hasta ahora no hay personas identificadas y la magistrada pidió más información antes de allanar, por lo que el fiscal Abraldes y la Policía Federal están recolectando nuevas pruebas, confirmaron allegados a la causa.

Fuente: Cronista.com

Comentarios