San Rafael
Miércoles 29 de Junio de 2016

La Justicia ordenó la captura del policía que mató a Fabio Basualdo

Nelson Darío González se encuentra prófugo despúes de que la Corte provincial ratificara el fallo de la Segunda Cámara del Crimen y rechazara los recursos extraordinarios ante la Corte de la Nación.  

La Segunda Cármara del Crimen ordenó la captura de Nelson Darío Gonzalez, el policía que mató a Fabio Basualdo y fue condenado el 14 de octubre del 2015 a 14 años de prisión. 
El ex policía por ahora no ha sido ubicado y se desconoce su paradero. En ese sentido, personal de la Unidad Investigativa no lo encontró en el domicilio que fijó González. 
El fallo de los jueces fue recusado por la defensa y la Corte lo confirmó el 30 de noviembre. Ante el rechazo, la defensa solicitó un recurso extraordinario ante la Corte nacional que fue rechazado por la provincial. 
Sin instancia alguna de apelación, el expediente volvió a la Cámara local que solicitó la detención de González por considerar que ahora la sentencia se encuentra firme. 
Los abogados defensores interpusieron un escrito apelando la medida de la Corte provincial porque su defendido no fue debidamente notificado. Sin embargo este recurso, que todavía no fue contestado, no prosperaría porque tras el olvido la Corte lo notificó, según informaron fuentes judiciales. 
El paradero de González, alias "Urraca", es por ahora un misterio. 
El fatídico hecho
Fabio Basualdo recibió en la nuca un disparo del arma policial en Reconquista 610 luego de un breve forcejeo con González. El joven había sido perseguido en la mañana del día mencionado por calles de Pueblo Diamante luego de que junto a su amigo Diego Martínez había generado disturbios en una fiesta de 15 años en Centroamérica 885 y agredido al dueño del lugar.
Martínez, que ese día fue detenido en Beltrán y Reconquista luego de separarse de Basualdo durante la persecución, en el mismo juicio fue condenado a 3 años de prisión en suspenso por la tenencia de arma de guerra y violación de domicilio, más 150 horas de trabajo comunitario.

Comentarios