Más noticias
Jueves 22 de Septiembre de 2011

La mamá de Candela rompió el silencio con una carta: "No puedo más del dolor"

La carta fue leída por Gonzalo Corzo, un compañero de trabajo de la madre de la víctima.

Carola Labrador, la madre de Candela Sol Rodríguez, la nena de 11 años que fue asesinada en el partido bonaerense de Hurlingham en agosto tras permanecer desaparecida, difundió este jueves una carta en la que pidió encontrar "al verdadero asesino" de su hija.

La carta fue leída por Gonzalo Corzo, un compañero de trabajo de la madre de la víctima, en el club Remedios de Escalada de Pablo Podestá, donde tiene su sede la cooperativa donde Carola trabaja. El siguiente es el texto completo de la carta escrita por la madre de Candela:

"Buenas tardes. Soy Carola, la mamá de Candela. "Muchos acompañaron mi búsqueda y sufrieron mi dolor. Para los que me conocen no hace falta decir nada, para los que no, quisiera contarles que soy una mamá que salió a la calle a buscar a mi hija, sin ningún doble discurso, sin ninguna cosa oscura, con el objetivo de encontrar a mi hija. Y la encontré, no como hubiera querido, viva.

"Hoy no puedo más del dolor, pero soy una mujer luchadora y así como la busqué y la encontré no voy a parar hasta encontrar al asesino de mi hija, al verdadero asesino.

"Tuve la suerte de encontrar en el camino mucha gente buena y a esa gente gracias, muchas, muchas gracias.

"Trabajo en una cooperativa hace tres años. Hago tortas, mi familia es una familia común, humilde. Mi mamá, una jubilada ama de casa. Mi papá, político de San Martín. Mis hermanas, dos chicas comunes y trabajadores. Mucho de lo que se ha dicho es una novela de Migré.

"La gente común, humilde, no tiene rating. La única verdad para poner algo de claridad es que me mataron a mi hija, Candela Sol, que sólo tenía 11 años y unos ojos llenos de luz, una sonrisa siempre en su carita, una vida muy alegre y feliz.

"El que la conoció sabe bien quién era Candela. El que no, puede verla en todas las fotos que ya aparecieron. "Hoy tengo el corazón destrozado, pero con la necesidad de encontrar al asesino de Candela porque no tiene que haber más Candelas. Porque tenemos que volver a tener la felicidad de pasear a nuestros chicos.

"Pidamos Justicia para Candela. Gracias a todos los que, a pesar de todo lo que se ha inventado, siguen ayudándome. Gracias a Dios por estar cuidándome a mi hija en el cielo y por haberla convertido en un ángel. Ella era, es y será un ángel del cielo.

"Carola Nancy Labrador".

Fuente: NA

Comentarios