Deportes
Viernes 15 de Abril de 2016

La "mano negra" en el fútbol: ¿el Tomba puede salir campeón?

Godoy Cruz está realizando una gran campaña pero cuenta con un antecedente en contra: nunca un equipo del interior logró la hazaña. ¿Será el primero?

Godoy Cruz es uno de los mejores equipos del torneo de transición de Primera. No sólo porque puntea su zona, sino también porque es reconocido por los otros equipos como uno de los rivales más duros a enfrentar.

A seis fechas del final, el Tomba podría ser considerado uno de los "candidatos" al título, si no fuera por un pequeño detalle: nunca un equipo del interior se consagró campeón del fútbol nacional desde su primer certamen profesional, disputado en 1931.

En aquella ocasión, Boca alzó la Copa, mientras que San Lorenzo lo secundó, tal como sucedió en la última edición, cuando el Vasco Arruabarrena sacó campeón a un cuestionado Xeneize.

En el medio hubo 16 campeones más: ninguno del interior, a excepción, claro, de los dos equipos de Rosario.

River, San Lorenzo, Independiente, Racing, Estudiantes, Chacarita Juniors, Central, Huracán, Newell´s, Quilmes, Ferro, Argentinos Juniors, Vélez, Lanús, Banfield y Arsenal, estos últimos tres con un solo título en su historial.

Algunos memoriosos recordarán el subcampeonato de Talleres de Córdoba en el Nacional de 1977, año en el que el que se consagró el Rojo de Avellaneda.

El Tomba, por su parte, cuenta en su corta vida en Primera con dos antecedentes en los que pudo entrar en la historia "grande" del fútbol argentino.

Godoy Cruz finalizó tercero en el Clausura 2009-10, concretando su mejor campaña con 37 puntos (ese año el Bicho terminó primero, escoltado por Estudiantes). También en el Clausura pero de la temporada 2010-11, el Expreso quedó detrás de Vélez y Lanús, con 34 unidades.

No es raro, entonces, escuchar que "es una locura" ver al Tomba campeón. Pero, ¿lo es?

Lo más difícil para Godoy Cruz está por venir. Árbitros "complicados" que desfavorecen a los "equipos chicos", entre otras cosas. Quizás así se sintieron los jugadores ante San Lorenzo.

Pero el Tomba sólo debe mirar al frente e intentar no convertirse en su propio enemigo. Y quién te dice, quizás, no sea una locura pensar en el título.

Fuente: Diario UNO Mendoza

Comentarios