Mundo
Jueves 20 de Octubre de 2011

La marcha indígena que desafía a Evo Morales llegó finalmente a La Paz

Tras un triunfal ingreso en La Paz, los indígenas bolivianos de la amazonia exigieron ayer al gobierno de Evo Morales no construir una ruta por la reserva ecológica Tipnis.

La Paz.- Tras un triunfal ingreso en La Paz, los indígenas bolivianos de la amazonia exigieron ayer al gobierno de Evo Morales no construir una ruta por la reserva ecológica Tipnis (Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure), en el centro de Bolivia.

"Hemos caminado 65 días recorriendo unos 650 kilómetros para pedir respeto a nuestro territorio y a la madre naturaleza. No cerramos nuestros ojos al progreso ni al desarrollo, pero tiene que existir equilibrio", dijo Fernando Vargas, uno de los líderes de la marcha indígena que se inició el 15 de agosto en la amazónica ciudad de Trinidad, en el norte de Bolivia.

Los indígenas lograron ingresar a la plaza Murillo, donde se encuentran el Palacio Quemado, la sede del Congreso Nacional, la Catedral metropolitana y otros edificios públicos.

Tras vencer las cumbres andinas a 4.660 metros de altitud, los indígenas se instalaron la noche del martes en las afueras de La Paz, a la que ingresaron ayer para recorrer los últimos 12 kilómetros acompañados por miles de habitantes de la capital boliviana.

El presidente Morales -que se negó a tener un contacto directo con los indígenas- envió la noche del martes a través del ministro de la Presidencia, Carlos Romero, una invitación para reunirse con los dirigentes de la marcha en el Palacio Quemado. El gobierno fue repudiado por diferentes sectores cuando reprimió duramente la marcha en uno de sus tramos.

Comentarios